Publicado: 03.11.2016 12:09 |Actualizado: 03.11.2016 12:09

El balance de la purga de Erdogan: 127.359 funcionarios despedidos o suspendidos

La campaña contra los gülenistas, que no solo ha afectado a cargos e instituciones públicas, ha provocado la detención de más de 200 periodistas y el cierre de más de 100 medios.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Un seguidor de Erdogan sujeta una bandera del mandatario turco durante una manifestación en Ankara. - REUTERS

Un seguidor de Erdogan sujeta una bandera del mandatario turco durante una manifestación en Ankara. - REUTERS

MADRID.- Desde el fallido golpe de Estado del pasado 15 de julio, el mandatario Tayyip Erdogan puso en marcha una campaña contra el movimiento del presunto instigador del golpe, Fethullah Gülen. No han pasado ni cuatro meses desde entonces y el Gobierno turco ya despedido y suspendido a 127.359 funcionarios por ser gülenistas.

El ministro de Empleo, Mehmet Muezzinoglu, declaró a la agencia Anadolu que 70.784 funcionarios han sido despedidos desde el golpe como sospechosos de pertenecer a la "Organización terrorista Fethullah Gülen (FETÖ)", como el Gobierno se refiere al grupo del predicador, su estrecho aliado hasta 2013.



Además, otros 56.575 han sido suspendidos de sus empleos mientras se investigan sus supuestos vínculos con Gülen. El ministro explicó que la mayoría de los funcionarios despedidos, más de 29.000, dependían del Ministerio de Educación.

La purga ha afectado, además de a maestros y profesores, a policías, militares, jueces, fiscales e incluso conserjes de edificios públicos. Hasta ahora, 3.640 jueces y fiscales han sido despedidos. Asimismo, este jueves se ha anunciado el despido de 1.218 gendarmes, entre ellos 419 oficiales y 604 suboficiales.

También han sido detenidos 40 profesores universitarios en Estambul acusados de vínculos con Gülen. El Gobierno liderado por Erdogan ha cerrado 2.099 escuelas, residencias y universidades. Alrededor de 6.000 académicos han perdido su trabajo, según la página TurkeyPurgue

No obstante, las purgas no solo se han ejecutado en el sector público. En este tiempo, el presidente turco ha detenido a más de 200 periodistas y ha cerrado más de 100 medios: diarios, revistas, televisiones y radios, según datos ofrecidos por Reporteros Sin Fronteras con motivo de la celebración del Día Mundial contra la Impunidad de los Crímenes contra Periodistas.

En esta línea, RSF sitúa líder turco en su lista negra de Depredadores de la Libertad de Prensa. La organización además sostiene, a través de un comunicado, que Erdogan controla ahora los principales grupos de prensa del país.

Es probable que las depuraciones en Turquía continúen, ya que, como aseguró el propio mandatario: "Lo haremos por el país, por la nación. Los que sean: 10.000, 20.000, 50.000, 60.000, 100.000, 200.000... Haremos lo que sea. Debemos hacer esa limpieza, sea en la institución que sea".