Público
Público

Berlusconi y Bossi son "analfabetos en derecho constitucional"

Fini asegura que no dejará la Cámara Baja y quita importancia al intento de deshacerse de él de los líderes del Gobierno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Tanto ruido para nada. Éste debe ser el subtítulo de hoy'. Así resume Gianfranco Fini, presidente de la Cámara Baja italiana la jornada de ayer en la que Silvio Berlusconi y Umberto Bossi trataron de deshacerse de él.

El primer ministro italiano y su socio de Gobierno trataron de forzar al presidente de la República, Giorgio Napolitano, a que despidiera a Fini por 'estar haciendo política' dentro del Gobierno.

Fini, expulsado el pasado mes de julio del PdL, partido que cofundó con Berlusconi, organizó una nueva formación y se mantuvo en la presidencia de la Cámara Baja. Sus constantes ataques al Cavaliere han terminado por dar lugar a una nueva iniciativa para borrarle del mapa político por un tiempo. 

Pero parece que esta es una posibilidad cada vez más difícil y que Berlusconi no tendrá más remedio que ir a las urnas. 

'Demostrarían que ninguno de los dos sabe que nadie tiene el poder para forzar esta dimisión. Si ven al presidente de la República será para hablar de la situación política y esto me parece necesario', dijo con tranquilidad Fini.

'Por suerte, los poderes públicos en Italia están divididos y la Cámara no es una dependencia del Gobierno. Si van a hablar con el presidente para pedir mi dimisión demostrarán que son unos analfabetos en derecho constitucional', dijo. 'Yo, al menos, me conozco muy bien lo que dice la Constitución', añadió.

Sus motivos parecen sensatos. 'No tengo prohibido hacer política', dice. 'A menos que se demuestre que mi único deber es presidir la Cámara y asegurar su buen funcionamiento, tengo el deber de hacerme respetar'.