Público
Público

Brasil refuerza su cooperación económica con Cuba

Rousseff abre una fisura en el aislamiento de la isla, con 13 nuevos acuerdos bilaterales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, cerró ayer una visita a Cuba orientada a reforzar las relaciones bilaterales económicas. Roussefffue recibida el martes en el palacio de la Revolución por el presidente Raúl Castro y, ayer, en la segunda jornada de su visita, se entrevistó con el exgobernante Fidel Castro.

La mandataria brasileña visitó junto al general Raúl Castro los trabajos de ampliación del puerto de Mariel, obra efectuada por una empresa brasileña con un presupuesto que ronda los 900 millones de dólares, de los que Brasil aporta 640.

Además, ambos gobernantes presidieron la firma de 13 acuerdos bilaterales que incluyen proyectos de cooperación científica, técnica y tecnológica en áreas como la industria sideromecánica y la geología.

Esta fisura en el aislamiento comercial y económico que practica Estados Unidos, desde hace décadas, escoció en los sectores más conservadores de Occidente, que echaron en cara a Rousseff que no abordase la cuestión de los derechos humanos durante su visita la isla.

La presidenta se mostró partidaria de hablar de los derechos humanos, pero 'en todo el mundo', incluido Brasil y sin olvidar a Estados Unidos y la base de Guantánamo que tiene en Cuba, al tiempo que reclamó un enfoque 'multilateral' de la cuestión. Rousseff abogó por una asociación 'estratégica y duradera' con Cuba y se comprometió con su desarrollo económico, informa Efe.

Tras su estancia de dos días, la presidenta de Brasil voló ayer a Haití para reunirse con su homólogo haitiano, Michel Martelly, y visitar a las tropas brasileñas que lideran la misión de la ONU (Minustah) en el país caribeño.

En Puerto Príncipe, la mandataria tratará con Martelly asuntos como el de-sarrollo económico y la reconstrucción de Haití, que busca su recuperación tras décadas de pobreza y catástrofes, como el terremoto de 2010, que causó 300.000 muertos y 1,5 millones de afectados.