Publicado: 22.05.2014 07:25 |Actualizado: 22.05.2014 07:25

Una cadena de atentados provoca más de 30 muertos en China

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Al menos 31 personas murieron este jueves y otras 90 resultaron heridas de diversa consideración tras una cadena de explosiones en un mercado de la ciudad de Urumqi, capital de la región autónoma de Xinjiang (noroeste de China), según informó la agencia oficial Xinhua.

El suceso ocurrió a las 07.50 hora local (23.50 GMT) cuando dos vehículos todoterreno arrollaron a la multitud que estaba en el mercado y lanzaron varios explosivos desde las ventanillas a la calle. Los dos vehículos también explotaron y fueron posteriormente retirados por las fuerzas de seguridad, según Xinhua. La Policía acordonó la zona y los heridos fueron trasladados a un hospital cercano al lugar de los hechos.

El Ministerio de Seguridad Pública del país describió el ataque como "un incidente terrorista" y el jefe de seguridad interna de China, Meng Jianzhu, aseguró que el país "destruirá la arrogancia de los terroristas violentos", según informa el rotativo South China Morning Post. El ministro de Seguridad Pública, Guo Shengkun, se dirigió hacia Urumqi para supervisar las investigaciones del ataque, informó por su parte Radio Nacional de China.

Los internautas han publicado fotografías del suceso en las redes sociales en las que se puede ver a varios heridos en el suelo o gente ayudando a los lesionados. Otras muestran una densa columna de humo detrás de un bloque de edificios o un incendio en la calle del mercado.

La región de Xinjiang es frecuente escenario de enfrentamientos entre las autoridades y grupos extremistas, muchos de ellos dirigidos por miembros de la etnia uigur (una de las mayoritarias de la región) que reivindican la independencia de esa región bajo el nombre de "Turkestán Oriental". El pasado 30 de abril, un ataque con cuchillos en una estación de tren de la misma ciudad causó la muerte de tres personas (entre ellas dos de los atacantes) y hubo 79 heridos.

Además del ataque en Urumqi, uno de los peores atentados se registró el 1 de marzo cuando murieron 33 personas (entre ellas cuatro atacantes) y más de 140 resultaron heridas en la estación ferroviaria de Kunming, en el sur de China.

Xinjiang, fronteriza con Afganistán y Pakistán, está habitada por varias etnias musulmanas ligadas a los pueblos de Asia Central, como los uigures y, según el Gobierno chino, en ella operan grupos terroristas ligados a la organización radical islámica Al Qaeda. Sin embargo, grupos uigures en el exilio acusan a Pekín de usar el terrorismo como excusa para reprimir la religión y la cultura de este pueblo.