Público
Público

Cae siete puntos la participación en la primera jornada electoral en Italia

Al cierre de los colegios electorales a las 22.00 horas, había depositado su papeleta el 55,18% de los votantes. Este lunes las urnas cierran a las 15.00 horas. La baja participación beneficia a un Berlusconi que fue el centro de las mira

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La participación en la primera jornada de las elecciones generales en Italia cayó siete puntos con respecto a las de 2008, situándose en un 55,18% que beneficia notablemente al Pueblo de la Libertad de Sivio Berlusconi. La segunda y última jornada se celebra este lunes. Los colegios permanecerán abiertos hasta las 15.00 horas y a partir de las 20.00 horas se podría conocer ya al próximo primer ministro. 

Y como no podía ser de otra manera, el gran protagonista de la jornada fue el propio Berlusconi. Si el día anterior había violado la jornada de reflexión con sus enfermizas acusaciones a la magistratura, el domingo acaparó todas las miradas después de que tres jóvenes del grupo feminista Femen irrumpieran desnudas de cintura para arriba gritando '¡Basta Berlusconi!' en el momento en que Il Cavaliere depositaba su papeleta en un colegio electoral de Milán. Después, el exprimer ministro no dudó en hacerle el típico comentario jocoso a una de las mujeres que se encargaba de supervisar la mesa electoral: 'Usted señorita, debe aprender a sonreír un poco más'. Informativos y diarios on line, en medio de una jornada electoral marcada por la normalidad y, sobre todo, por el mal tiempo, dieron todo el protagonismo al magnate.

Al cierre de los colegios electorales a las 22.00 horas, los datos difundidos por el Ministerio de Interior eran demoledores. La participación era del 55,18% por el 62,5% de hace cinco años. La tendencia, sin embargo, era justo la contraria en los comicios regionales de Lombardía, Lazio y Molise, que se celebran paralelamente. La participación en este caso era del 56,1%, justo ocho por encima de los anteriores comicios.  La baja participación en las generales siguió patrones similares en las principales provincias. En Milán, se situó nueve puntos por debajo; en Parma, siete; En Roma, dos; y en Nápoles otros nueve. 

Más allá de la acción de Femen, el día se desarrolló con normalidad a pesar del mal tiempo que, posiblemente, haya sido uno de los motivos por los que casi la mitad de los 50 millones de electores llamados a votar no asistieron a los colegios electorales. Entre los candidatos, el primero que depositó sus papeletas fue el técnocrata Mario Monti, que se acercó a su colegio electoral de Milán en torno a las 10.15 horas acompañado de su mujer Elsa, con la que después fue a misa en la iglesia de San Pedro.

El siguiente, pasadas las 11.00 horas, fue el líder del Partido Democrático y máximo candidato a convertirse en primer ministro, Pierluigi Bersani. Casi al mismo tiempo hacía lo propio el presidente de la República, Giorgio Napolitano.

Antonio Ingroia, cabeza de lista de la llamada Revolución Civil, votaba en Palermo a las 13.20 horas. El que de momento no se ha dejado ver por las urnas es el cómico Beppe Grillo, cuyo Movimiento 5 Estrellas es visto como la gran revelación de las elecciones pudiendo incluso superar al Pueblo de la Libertad en votos y auparse como la segunda fuerza más votada.