Público
Público

CETA El PSOE votará en bloque a favor del 'TTIP canadiense' en la Eurocámara

Hay división en el grupo socialista, pero no en la delegación española, que este miércoles respaldará en Estrasburgo el acuerdo comercial entre la UE y Canadá, CETA, igual que PP y Ciudadanos.

Publicidad
Media: 3.30
Votos: 10
Comentarios:

Una pancarta en la que se lee "STOP TTIP CETA" frente a la sede de la UE en Bruselas, Bélgica. REUTERS

La división entre los socialdemócratas europeos sobre el polémico CETA sigue existiendo, pero aparentemente no afecta a la delegación española en la Eurocámara. Este miércoles, en el Pleno de Estrasburgo, los 14 eurodiputados del PSOE votarán a favor del tratado comercial entre la UE y Canadá, según trasladan fuentes de la delegación a Público. El sentido de su voto es el mismo que adoptarán PP y Ciudadanos, y el contrario al de fuerzas como Podemos, IU o Equo, que alertan de los peligros del acuerdo con Ottawa.

Este jueves, el grupo de Socialistas y Demócratas (S&D) se reunía a las 18.30 horas para decidir su posición de cara a la votación del miércoles, prevista para las 12.00. Han participado 115 de los 189 parlamentarios del grupo, y de ellos 75 han votado a favor de respaldar el CETA, 39 lo han hecho en contra y uno se ha abstenido, lo que evidencia el grado de división de los socialdemócratas en un asunto espinoso.

Frente a la presión externa de la distintas organizaciones sociales, del grupo de la Izquierda Unitaria Europea (GUE/NGL) o Los Verdes; y la interna que ejercen diputados belgas o alemanes, los españoles votarán juntos a favor del polémico Comprehensive Economic Trade Agreement (CETA, en inglés), sin que en esta ocasión se haya producido apenas debate en la delegación, como reconocen otras fuentes.

El CETA llega al Europarlamento marcado por las críticas de plataformas como la Campaña estatal no al TTIP y CETA, que aglutina a más de 350 organizaciones sociales y sindicales en España, así como por las reticencias de 3,5 millones de ciudadanos europeos que han firmado una iniciativa contraria a estos acuerdos.

Si no hay sorpresas, el Pleno aprobará este miércoles el acuerdo, que entrará en vigor de forma provisional en un par de meses, para después ser sometido a votación por parte de ellos 28 parlamentos de los Estados miembro (y por algunas cámaras regionales).

Las movilizaciones no cesarán

En este escenario, activistas de seis países, entre ellos España, preparan una serie de actos de protesta en Estrasburgo durante la jornada de debate y votación del tratado, y advierten que las movilizaciones continuarán cuando el CETA llegue a los parlamentos nacionales.

Denuncian las "contradicciones" de los socialdemócratas y cargan con especial dureza contra el PSOE, que se sacude las críticas asegurando que el acuerdo con Ottawa no tiene tanto que ver con el tratado con EEUU, que no conlleva los mismos riesgos.

Para los activistas, el hecho de que mantenga los criticados tribunales de arbitraje que permiten a las empresas demandar a Estados por cambios regulatorios que afecten a sus "expectativas legítimas" de beneficio, equipara al CETA con su pariente estadounidense y supone apoyar un acuerdo que favorece únicamente a las grandes corporaciones.