Publicado: 17.09.2015 14:49 |Actualizado: 17.09.2015 14:53

Croacia advierte de su limitada capacidad para atender refugiados

El país se ha convertido en un paso de tránsito para las personas que huyen de los conflictos en Oriente Próximo después de que Hungría cerrara su frontera sur

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Policías croatas dirigen a varios refugiados a un autobús que les trasladará a un centro de acogida, tras cruzar la frontera con Serbia. - EFE

Policías croatas dirigen a varios refugiados a un autobús que les trasladará a un centro de acogida, tras cruzar la frontera con Serbia. - EFE

ZAGREB.- El primer ministro croata, Zoran Milanovic, ha advertido de que su país tiene una limitada capacidad de atender la llegada masiva de refugiados y poder registrarlos a todos, después de que más de 6.200 hayan entrado desde ayer. "Si aumenta el número, no sé si podremos registrar a toda esa gente, no puedo garantizarlo", dijo Milanovic durante una reunión del Gobierno en la que se creará un gabinete de crisis.

Milanovic recordó que Croacia es un país de tránsito para los refugiados que siguen después su ruta hacia Austria y otros países ricos de la Unión Europea, especialmente Alemania. Croacia es desde ayer parte de una nueva ruta de este éxodo desde países en conflicto de Asia y Oriente Medio, después de que Hungría cerrara su frontera sur con Serbia por la que decenas de miles de refugiados han pasado en los últimos meses.



Los medios croatas informan de que la llegada de refugiados se ha intensificado y que mientras hasta la medianoche pasada entraron unos 1.300, desde entonces lo han hecho más de 4.000. El Gobierno croata estimó ayer que tiene capacidad para manejar la llegada de unos 1.500 exiliados al día pero no de decenas de miles. El ministro de Sanidad, Sinisa Varga, declaró hoy que se esperan 20.000 en las próximas dos semanas.

Milanovic se reunió hoy en Zagreb con su homólogo austríaco, Werner Faymann, para analizar esta nueva etapa de la crisis de los refugiados. En el encuentro, los dos mandatarios estuvieron de acuerdo en seguir aplicando el reglamento de Dublín que establece que el Estado miembro encargado de examinar una solicitud de asilo es aquel por el que primero entran a la Unión Europea (UE) los demandantes, según declaró una portavoz de Faymann a la agencia APA.

Tanto Faymann como Milanovic coincidieron en que la cuestión de los refugiados es "un desafío común de Europa que no afecta a países individuales", según esa fuente. Por eso, el primer ministro austríaco insistió en que la semana que viene se celebre una cumbre de jefes de Estado y Gobierno de la UE para analizar la situación.

Según la portavoz austríaca, en esa reunión deben tratarse una mayor colaboración con Turquía, que acoge a unos dos millones de refugiados sirios, y la ayuda financiera a los países vecinos de Siria. Tras la reunión en Zagreb, Faymann partió hacia Eslovenia para tratar allí el tema de los refugiados con su primer ministro, Miro Cerar.