Publicado: 15.08.2011 12:38 |Actualizado: 15.08.2011 12:38

"Dejad de mimar a los super ricos"

El multimillonario Warren Buffett pide al Congreso de EEUU que suba los impuestos a las rentas altas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

No todos los ricos de Estados Unidos apoyan la idea republicana de no subir los impuestos a los más ricos. El multimillonario Warren Buffett se opone a esta medida, según ha expresado este domingo en un artículo publicado en The New York Times

Bajo el título Stop Coddling the Super-Rich (Dejad de mimar a los super ricos), Buffett asegura que subir los impuestos a las clases altas no daña la inversión y critica al Congreso estadounidense por su afinidad a las rentas altas. 

"Hemos sido mimados por un Congreso amigo de los multimillonarios"

"Mis amigos y yo hemos sido mimados durante mucho tiempo por un Congreso amigo de los multimillonarios. Es el momento de que nuestro gobierno se ponga serio sobre el sacrificio compartido", exige el presidente del grupo Berkshire Hathaway, que factura anualmente cerca de siete millones de dólares (unos 4,8 millones de euros). 

"Suena a mucho dinero", afirma Buffett sobre sus beneficios, "pero lo que pagué fue sólo un 17,4% de mis ingresos gravables, y ese es un porcentaje realmente más bajo del que pagó cualquiera de las otras 20 personas en nuestro despacho. Su carga fiscal varió del 33% al 41% y de media fue del 36%".

Sobre la apurada negociación del techo de deuda, que llevó al límite los plazos a principios de agosto y estuvo cerca de dejar a Estados Unidos en la bancarrota, Buffett asegura que "los estadounidenses están perdiendo rápidamente la fe en la capacidad del Congreso para abordar los problemas fiscales del país". "Sólo la acción que es inmediata, auténtica y muy sustancial impedirá que esa duda lleve a la desesperación", añade.

Buffett considera que subir los impuestos a los ricos no desalentaría la inversión. "He trabajado con inversiones durante 60 años y aún no he visto - ni siquiera cuando las tasas de ganancias de capital eran del 39,9% en 1976-77 - que se aparten de la inversión por un incremento fiscal sobre sus potenciales ganancias", asegura para concluir que "la gente invierte para hacer dinero, y los impuestos nunca les han asustado".