Público
Público

Tensión por la reelección Destituidos el ministro del Interior y el jefe de Policía de Paraguay tras los disturbios

El presidente, Horacio Cartes, les ha cesado tras los disturbios del viernes, cuando efectivos policiales irrumpieron en la sede del Partido Liberal y un agente mató a un miembro de las juventudes de esa formación opositora

Publicidad
Media: 4
Votos: 2
Comentarios:

Amigos y familiares de Rodrigo Quintana, quien murió esta madrugada tras las protestas y disturbios de anoche en Asunción, se lamentan sobre el feretro.- EFE/Andrés Cristaldo Benítez

El presidente paraguayo, Horacio Cartes, destituyó hoy al ministro del Interior, Tadeo Rojas, y al comandante de la Policía Nacional, Críspulo Sotelo, al día siguiente de las protestas contra la reelección presidencial, en las que murió un joven y fue incendiado parte del edificio del Congreso.

El nuevo ministro del Interior, con carácter interino, es Lorenzo Lezcano, hasta ahora viceministro de Seguridad Interna, mientras que a Sotelo le sustituye, también de forma interina, Luis Carlos Rojas, hasta ahora su segundo, anunció en rueda de prensa Juan Carlos López Moreira, jefe de gabinete de la Presidencia.

La Presidencia paraguaya emitió también un comunicado en el que se dice que Cartes realizó esos cambios "considerando los últimos acontecimientos en el ámbito de la seguridad y ante la orden expresa de extremar cuidados para evitar excesos en el uso de la fuerza pública".

El anuncio se hizo en medio de las exigencias para la dimisión de Rojas formuladas por algunos partidos opositores tras los disturbios del viernes, cuando efectivos policiales irrumpieron en la sede del Partido Liberal y uno de los agentes mató a Rodrigo Quintana, de 25 años y miembro de las juventudes de esa formación.

Rojas y Sotelo habían dado una rueda de prensa esta mañana en la que denunciaron el arresto de un suboficial de policía como presunto autor de la muerte de Quintana.

La muerte tuvo lugar en el marco de las protestas en las que grupos de manifestantes incendiaron parte del Congreso, después de que la Policía disparara balines de goma contra grupos de manifestantes.

Los incidentes comenzaron después de que 25 senadores votaran a favor del proyecto de enmienda constitucional para habilitar la polémica reelección presidencial, acto que tuvo lugar en las dependencias parlamentarias del Frente Guasú, del expresidente Fernando Lugo, y sin la presencia del resto de legisladores.

El proyecto de esos senadores fue elaborado conjuntamente por el Partido Colorado, de Cartes, por el de Lugo y por algunos legisladores liberales, según reconocieron. Cartes y Lugo buscan presentarse a las elecciones de 2018