Publicado: 27.11.2015 20:34 |Actualizado: 30.11.2015 08:50

Diccionario práctico de la COP21: 8 conceptos para no perderse en París

¿Qué es la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático? ¿Y el IPCC? ¿Qué significa COP21? Seguir la cumbre del clima puede resultar algo farragoso. Desciframos algunas de las nociones a tener en cuenta si no eres experto en la materia.

Publicidad
Media: 3
Votos: 2
Comentarios:
La Cumbre del Clima se desarrolla en París del lunes 30 hasta el 11 de diciembre. AFP

La Cumbre del Clima se desarrolla en París del lunes 30 hasta el 11 de diciembre. AFP

MADRID. -Seguir las cumbres del clima, entender las negociaciones y leer los documentos que se derivan de ellas sin ser experto en la materia conlleva normalmente un considerable y voluntarioso esfuerzo. A menudo los textos se convierten en una farragosa sopa de acrónimos y tecnicismos que no resulta sencilla de descifrar. A continuación, ocho conceptos que debes tener en cuenta para comprender mejor lo que se discute estos días en París.

CMNUCC: Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

Es el documento 'marco' o texto de referencia que fue elaborado por la ONU en 1992 como guía para orientar la lucha global contra el calentamiento. Entró en vigor el 21 de marzo de 1994 y está integrado por los 195 miembros, denominados como 'Partes', que lo han ratificado hasta ahora. La Convención se fijó como objetivos estabilizar las emisiones de gases de efecto invernadero en un nivel que "impida interferencias peligrosas" en el sistema climático y en un tiempo suficiente para "permitir la adaptación de los ecosistemas", "asegurar la producción de alimentos" y "permitir el desarrollo económico de manera sostenible". Los países firmantes se comprometen a establecer programas nacionales para frenar el cambio climático y a tenerlo en cuenta en asuntos de agricultura, industria, energía, recursos naturales y litorales marinos.

COP21: Conferencia de las Partes número 21.

Es la reunión que mantienen los miembros o 'Partes' de la CMNUCC con carácter anual desde 1995, cuando tuvo lugar la primera, la COP1 en Berlín. Es en estas cumbres donde los países firmantes ratifican los acuerdos en materia de reducción de emisiones contaminantes, evalúan sus compromisos y la aplicación de la Convención Marco. Aunque la negociación corresponde a los representantes de las Partes, en las COP participan también otros actores, como organizaciones no gubernamentales o científicos, a nivel observador y asesor. La que se celebra en París es la COP21. El año que viene tendrá lugar la COP22 en Marrakech.

IPCC: Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático.

Es el organismo científico internacional para la evaluación del cambio climático y la mayor red de expertos que existe sobre el tema. En sus informes participan cientos de autores y miles de revisores de 80 países, aportando un fuerte consenso científico a sus conclusiones. Fue creado en 1988 por la Organización Meteorológica Mundial y el Progama de la ONU para el Medio Ambiente (PNUMA) y su función primordial es la de analizar las investigaciones al respecto que se hacen en todo el mundo y elaborar informes periódicos (cinco hasta el momento) de evidencias sobre el cambio climático y sus impactos. El IPCC, de carácter apolítico, sostiene que el cambio climático es un hecho y que, casi seguro (con una probabilidad del 95%) está causado por la acción del hombre. Entre sus observaciones se incluye que la temperatura de la Tierra no debería superar los 2 grados centígrados de aumento si se quiere evitar un desenlace catastrófico. Sus conclusiones sirven de base para las decisiones adoptadas en la Convención Marco y las negociaciones de las COP.

GEI: Gases de Efecto Invernadero.

Son los gases que, al concentrarse en la atmósfera, están provocando el calentamiento global. Muchos de estos gases, como el vapor de agua (el que más contribuye al efecto invernadero) están en la atmósfera de manera natural y son necesarios para la vida, pero es su alta concentración, derivada de la actividad humana, lo que está provocando el desequilibrio climático. Cuando se establecen compromisos en la reducción de emisiones de los diferentes países se habla de rebajar la generación de seis gases en concreto: el dióxido de carbono (CO2), el metano (CH4), el óxido nitroso (N2O) los hidrofluorocarbonos (HFC), perfluorocarbonos (PFC) y hexafluoruro de azufre (SF6). La gran mayoría de las emisiones que genera un país se derivan del consumo energético (72,1%), aunque también influyen otras actividades como la agricultura o la industria.

INDCS: Intended Nationally Determined Contributions.

Son las metas de reducción de emisiones a nivel nacional con las que cada país se compromete ante las Naciones Unidas. Antes la ONU imponía cuál debía ser el límite en la reducción de gases de efecto invernadero de las ‘Partes’, pero tras el estrepitoso fracaso en las negociaciones de la cumbre de Copenhague en 2009 se decidió cambiar el sistema y que los compromisos fueran voluntarios, es decir, cada país pone sobre la mesa de negociación su propia propuesta. La Unión Europea, por ejemplo, que opera como un sólo estado en la COP21, ha presentado un compromiso de reducción de sus emisiones del 40% para 2030 y una rebaja de entre el 80% y el 95% para 2050 (respecto a los niveles de 1990). A París se llega con unos compromisos insuficientes. Sumando los INDCS presentados por los 195 miembros, se estaría ante un escenario de casi 3 grados en el aumento de la temperatura terrestre para finales de siglo.



PK: Protocolo de Kioto.

Es un protocolo de la Convención Marco de las Naciones Unidas adoptado en 1997 que establece compromisos vinculantes de reducción de emisiones y correspondientes sanciones en caso de incumplimiento para los estados que lo han ratificado (37 países, entre los que se incluyen los de la Unión Europea). No entró en vigor hasta 2005 y se marcó como objetivo una rebaja de al menos el 5% de las emisiones de gases de efecto invernadero entre los países firmantes hasta 2012, año de su vencimiento. Aunque el objetivo marcado por Kioto se cumplió, ha resultado del todo ineficaz para las exigencias marcadas por los científicos, puesto que muchos de los países más contaminantes del mundo, como EEUU o China, no lo ratificaron y las emisiones globales han seguido aumentando en estos años. La Cumbre del Clima que arranca en París pretende conseguir una prórroga del Protocolo de Kioto, pero con el compromiso de todos los países miembros de la Convención.

FVC: Fondo Verde para el Clima.

Es el principal fondo acordado por los estados para financiar la lucha contra el cambio climático. En principio, hay un acuerdo para aportar 100.000 millones de dólares anuales que tendrán que movilizar los países industrializados a través de medios tanto públicos como privados a partir de 2020. Las Naciones Unidas, no obstante, ya ha advertido de que ese fondo resulta del todo insuficiente y que haría falta triplicar o cuadruplicar esa cantidad. Los países menos desarrollados, que son los más afectados por el cambio climático, han solicitado la creación de otro fondo diferenciado dedicado sólo a las pérdidas y daños derivados del calentamiento global.

Países del anexo I:

Son los países más industrializados, más desarrollados, y por lo tanto los que se entiende que tienen una mayor responsabilidad en el cambio climático. Se les conoce con ese nombre porque fueron incluidos en el Anexo I de la Convención Marco de las Naciones Unidas y son ellos los que soportan una carga mayor en los acuerdos derivados de la Convención. Sin embargo, este listado se realizó de acuerdo a los criterios de los años 90 y hay estados, como China, que es el país más contaminante del mundo, que no están incluidos en ese listado.