Publicado: 20.09.2015 09:42 |Actualizado: 20.09.2015 09:42

Diez claves de las elecciones griegas

Los múltiples sondeos publicados hasta este viernes no arrojan un ganador claro en la cita con las urnas, si bien Syriza, la coalición de izquierda que lidera Tsipras, contaría con una ligerísima ventaja sobre su más directo rival, los conservadores de Nueva Democracia

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Los griegos acuden este domingo a las urnas por tercera vez en ocho meses.- YANNIS BEHRAKIS / REUTERS

Los griegos acuden este domingo a las urnas por tercera vez en ocho meses.- YANNIS BEHRAKIS / REUTERS

ATENAS.- Los griegos están votando este domingo por tercera vez en menos de un año en unas elecciones anticipadas convocadas tras la dimisión de Alexis Tsipras como primer ministro el pasado 20 de agosto en las que éste busca un nuevo mandato que no está claro que los ciudadanos le vayan a dar de una forma tan contundente como a él le gustaría.

Los múltiples sondeos publicados hasta este viernes no arrojan un ganador claro en la cita con las urnas, si bien Syriza, la coalición de izquierda que lidera Tsipras, contaría con una ligerísima ventaja sobre su más directo rival, los conservadores de Nueva Democracia. No obstante, la balanza podría decantarse por cualquiera de los dos lados.

A continuación te contamos las diez claves y datos a seguir en estos comicios. 



El resultado

Como en cualquier elección, lo más importante es qué partido queda el primero. En el caso de Grecia, dado su sistema electoral, quedar primero aunque sea por un pequeño puñado de votos tiene premio: 50 escaños en el Parlamento. Este 'bonus' es la llave para obtener la mayoría parlamentaria necesaria para gobernar tanto para Syriza como para Nueva Democracia.

Alexis Tsipras

Tsipras se juega en estas elecciones poder seguir al frente de Grecia para aplicar el paquete de medidas acordadas con los acreedores a cambio de los 86.000 millones de euros del rescate

El líder de Syriza llegó al poder tras las elecciones del 25 de enero con un programa basado en poner fin a la austeridad pero finalmente llevó al país a un tercer rescate que ha impuesto la adopción de nuevas medidas dolorosas.

El sorprendente giro de 180 grados de Tsipras el pasado julio después de que el 'no' lograra un contundente 61,3% en el referéndum, no parece haberle pasado factura ante el electorado, aunque su partido se quedará lejos del 36,3 por ciento obtenido en enero, cuando se quedó a dos escaños de la mayoría absoluta.

Tsipras se juega en estas elecciones poder seguir al frente de Grecia para aplicar el paquete de medidas acordadas con los acreedores a cambio de los 86.000 millones de euros del rescate, pero un mal resultado que le dejara fuera podría poner también en tela de juicio su liderazgo al frente del partido.

Vangelis Meimarakis

Al frente de Nueva Democracia tras la victoria del 'no' en el referéndum en el que el partido propugnó el 'sí', este exministro de Defensa ha conseguido ir recuperándose en las encuestas pese a que no goza del carisma de Tsipras, a quien ha criticado de forma constante durante la campaña pero con quien ha dicho estar dispuesto a gobernar tanto si es su partido el que gana como si lo hace Syriza.

Una victoria electoral sin duda daría a Meimarakis el apoyo que necesita para poder presentarse al congreso del partido la próxima primavera y ser ratificado como presidente, ya que actualmente solo ocupa el cargo de forma interina tras la marcha de Antonis Samaras.

Amanecer Dorado

El partido ultraderechista y neonazi que lidera Nikolaos Michaloliakos parece seguir gozando del respaldo de una parte del electorado griego y eso que tanto su líder como otros altos cargos están inmersos en un juicio en relación con el asesinato de un conocido rapero de izquierdas en 2013.

El partido ultraderechista y neonazi que lidera Nikolaos Michaloliakos parece seguir gozando del respaldo de una parte del electorado griego

Tras su sorpresiva irrupción en las elecciones de 2012, en las que lograron 21 escaños, perdieron algo de fuelle en las de enero de 2015, pese a lo cual se erigieron como la tercera fuerza en el Parlamento. Con un discurso abiertamente nacionalista y contrario a la inmigración, está por ver si consiguen mantener esa posición en estos comicios, algo plausible ya que los sondeos les auguran en torno al 6 o 7 por ciento de los votos.

Unidad popular

Nacido de la escisión del ala más izquierdista de Syriza al día siguiente de la renuncia de Tsipras, el partido que lidera Panagiotis Lafazanis se ha centrado en su rechazo a ultranza del rescate y las medidas de austeridad, apoyando la salida del euro y la vuelta al dracma.

Pero pese a las penurias que los distintos rescates han traído a los griegos, su mensaje no parece haberles atraído el ansiado respaldo. Así, los sondeos les sitúan en torno al 3 por ciento, el umbral mínimo para obtener representación parlamentaria en Grecia, por lo que podrían quedar fuera. En su constitución, fueron 25 los diputados de Syriza los que lo conformaron, lo que convirtió a Unidad Popular momentáneamente en la tercera fuerza parlamentaria.

Los sondeos sitúan a Unidad Popular en torno al 3 %, el umbral mínimo para obtener representación parlamentaria en Grecia

To Potami

El partido fundado hace poco más de un año por Stavros Theodorakis, un conocido periodista televisivo, consiguió 17 escaños en las pasadas elecciones (los mismos que Amanecer Dorado) y los sondeos auguran que conseguirá una representación bastante similar en estas.

Con un discurso europeísta, To Potami se presenta como uno de los probables socios de coalición para aquel que se imponga en estas elecciones, debido a su postura de centro y su respaldo al rescate, cuyas medidas habrá de aplicar el nuevo gobierno.

Pasok

Los socialistas griegos se juegan en estas elecciones su supervivencia. La victoria de Syriza en enero supuso en Grecia el fin del bipartidismo entre el PASOK y Nueva Democracia, dejando a los primeros especialmente maltrechos al cosechar tan solo un 4,7 por ciento de los votos, muy lejos del 44 por ciento logrado en 2009.

Su líder, Fofi Gennimata, ha tratado de mantener el partido a flote tras tomar las riendas el pasado junio, buscando adoptar posiciones un tanto alejadas del socialismo radical de sus orígenes y más próximas al centro y defendiendo en todo momento la permanencia de Grecia en la UE y en el euro.

De lograr representación, hay muchas probabilidades de que PASOK pueda volver al gobierno como socio minoritario de coalición con Syriza o Nueva Democracia, con quien ya integró una gran coalición.

Tsipras ha dado a entender que no le importaría reeditar la coalición con Griegos independientes

Griegos independientes

Los socios de coalición de Syriza en el anterior gobierno parecen haberse visto mucho más perjudicados por el giro dado tras el referéndum que la formación de Tsipras. El partido fundado en 2012 por Panos Kammenos, diputado de Nueva Democracia, se convirtió sorpresivamente en el socio de coalición elegido por Tsipras pese a su duro discurso contra la inmigración, principalmente porque compartían el rechazo a la austeridad.

Aunque Tsipras ha dado a entender que no le importaría reeditar esta coalición, que se mantuvo unida tras el 'no' en el referéndum y la claudicación ante los acreedores, los sondeos sitúan a Griegos Independientes en el filo de la navaja y está por ver si finalmente superan el umbral del 3 por ciento de los votos.

Participación

Con tres votaciones en menos de un año, dos generales y un referéndum, el hastío en el electorado griego es más que evidente. Así pues, la tasa de participación en estas elecciones será un síntoma claro que demuestre si, pese a todo, siguen ejerciendo su derecho democrático o por contra prefieren no acudir a votar.

En los comicios de enero la participación fue del 63,87% mientras que en el referéndum del 5 de julio fue, algo inferior, del 62,5%.

Sondeos

La precisión de los sondeos se ha puesto en entredicho en el último año en varios países, sobre todo tras la contundente victoria de David Cameron en las elecciones de mayo en Reino Unido en las que se vaticinaba un ajustado resultado entre conservadores y laboristas.

Los sondeos previos al referéndum de julio también mostraban un empate técnico

En el caso de Grecia, los sondeos previos al referéndum de julio también mostraban un empate técnico e incluso llegaron en el último momento a apuntar a una ajustada victoria del 'sí'. Finalmente, el 'no' se impuso con el 61,3 por ciento de los votos.

Habrá que ver si también este domingo los sondeos aciertan en su vaticinio de un resultado ajustado o por contra, como sostiene Tsipras, Syriza se impone de manera clara. También pudiera ser que Nueva Democracia sea quien se alce con la victoria, ya que algunos sondeos han llegado a dar a los conservadores una ajustada victoria.