Publicado: 02.08.2015 10:37 |Actualizado: 02.08.2015 10:37

Donald Trump demanda al chef español José Andrés, que se negó a trabajar para él por racista

El cocinero se negó a gestionar un restaurante de lujo propiedad del multimillonario tras los comentarios que realizó contra los inmigrantes. Ahora Trump le reclama 10 millones 

Publicidad
Media: 3.29
Votos: 17
Comentarios:
Donald Trump, candidato a encabezar al Partido Republicano en las elecciones del próximo año, en el transcurso de un mitin que ofreció el 23 de julio en Texas. REUTERS

Donald Trump, candidato a encabezar al Partido Republicano en las elecciones del próximo año, en el transcurso de un mitin que ofreció el 23 de julio en Texas. REUTERS

MADRID.- Donald Trump ha cumplido su amenaza y reclamará al chef español José Andrés 10 millones de dólares, de acuerdo con una demanda presentada en el Distrito de Columbia este viernes por la mañana, según informa el diario norteamericano Latinos Post.

El magnate de los negocios, que va de polémica en polémica desde que anunció que se presentaba a la carrera presidencial de 2016, acusa a Andrés de violar el acuerdo de 10 años de contrato.

El norteamericano había contratado a Andrés para gestionar su restaurante 10.000 pies cuadrados en el hotel de lujo de Trump Washington DC. Todo iba según lo planeado hasta julio, cuando Trump caracterizó a todos los mexicanos como violadores y criminales, lo que llevó Andrés a retirar su ThinkFoodGroup del proyecto de Trump.



La Organización Trump argumenta que Andrés debería tener conocimiento de la "destreza" del candidato republicano a la presidencia para hacer comentarios políticamente incorrectos.

"La postura del Sr. Andrés es curiosa teniendo en cuenta los puntos de vista que el señor Trump ha compartido públicamente sobre la inmigración, que se han mantenido constantes durante muchos años, y la voluntad del señor Trump de compartir abiertamente sus opiniones es ampliamente conocida", dice la demanda, que afirma que la organización sufrirá millones de dólares en daños.

El 16 de junio, Trump dijo a una multitud de Chicago que México estaba enviando a "la gente que tiene muchos problemas" a los Estados Unidos. Además se reafirmó en sus comentarios durante las siguientes semanas, perdiendo socios comerciales y potenciales votantes latinos a través del primer mes de su campaña.

Por su parte, Andrés alegó que discurso de Trump había violado el subarrendamiento y se negó a presentar los documentos que muestran el progreso de la construcción. La demanda de Trump afirma que Andrés "exigió que las opiniones personales de Trump 'no se repitan', aunque afirma que no hay provisión de conceder a Andrés el derecho a renegar de su acuerdo.

El chef español aún no ha dado una respuesta pública a la demanda.