Público
Público

Crisis nuclear EEUU asegura que dialogará con Corea del Norte "hasta que caiga la primera bomba"

La tensión entre ambos países ha crecido de manera exponencial debido a los ensayos nucleares que ha llevado a cabo Corea del Norte en los últimos meses, que han sido interpretados como una amenaza para Estados Unidos y sus aliados.

Publicidad
Media: 4
Votos: 2
Comentarios:

El secretario de Estado de EEUU Rex Tillerson.REUTERS/Mike Theiler

El secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, aseguró este domingo que su país tiene la intención de seguir negociando una salida diplomática con Corea del Norte, que en los últimos meses ha llevado a cabo una serie de polémicos ensayos con armas nucleares, hasta que "caiga la primera bomba".

"Los esfuerzos diplomáticos continuarán hasta que caiga la primera bomba", señaló Tillerson en una entrevista concedida esta mañana al canal de noticias CNN.

Estas declaraciones se producen tras la amenaza proferida el pasado viernes por Pyongyang de disparar misiles cerca de la isla estadounidense de Guam ante el despliegue militar de Washington en la región y una semana después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijera que solo "una cosa" pondrá fin al conflicto, sin especificar a qué se refería.

La tensión entre ambos países ha crecido de manera exponencial debido a los ensayos nucleares que ha llevado a cabo Corea del Norte en los últimos meses, que han sido interpretados como una clara amenaza tanto para Estados Unidos como para sus principales aliados en la zona, Corea del Sur y Japón.

Tillerson también hizo referencia a la suspensión del acuerdo nuclear con Irán, sobre el que Trump dijo el pasado viernes estar dispuesto a abandonarlo de forma definitiva si no se corrigen sus "defectos".

El secretario de Estado dijo estar de acuerdo con el secretario de Defensa, James Mattis, quien en diversas ocasiones ha dicho creer que lo mejor para los intereses estadounidenses es permanecer en el tratado que fue firmado en 2015 y del que también forman parte Rusia, China, Alemania, Reino Unido y Francia.

Tillerson recordó que, en cualquier caso, la intención de Trump no es romper el pacto, sino forzar una negociación internacional o una ley del Congreso estadounidense que ayude a limar los puntos que su Administración considera erróneos.

"Queremos coger el acuerdo tal y como existe hoy en día, y después señalar todos esos fallos", aclaró Tillerson.