Público
Público

EEUU La asesora estrella de Trump se inventa una masacre para defender el veto del presidente a los refugiados

Kellyanne Conway, artífice de la expresión "hechos alternativos", asegura que la orden ejecutiva promulgada el 27 de enero estaba justificada en parte por la "masacre de Bowling Green" de 2011, aunque en realidad este hecho nunca tuvo lugar

Publicidad
Media: 2.50
Votos: 10
Comentarios:

Kellyanne Conway habla con Steve Bannon en la Casa Blanca hace unos días. REUTERS/Kevin Lamarque

La asesora de la Casa Blanca Kellyanne Conway se ha referido a una "masacre" inexistente para justificar el veto impuesto por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a los ciudadanos de siete países de mayoría musulmana.

Durante una entrevista con la cadena MSNBC, Conway aseguró que la orden ejecutiva promulgada el 27 de enero estaba justificada en parte por la "masacre de Bowling Green" de 2011, aunque en realidad este hecho nunca tuvo lugar.

Conway, artífice de la expresión "hechos alternativos" para justificar las versiones de la actual Administración, aseguró que dos iraquíes que se radicalizaron en Estados Unidos "fueron los 'cerebros' de la masacre de Bowling Green". "La mayoría de la gente no lo sabe porque apenas se informó", agregó.

La realidad es que dos iraquíes fueron detenidos en mayo de 2011 en Bowling Green (Kentucky) por enviar dinero y armas a Al Qaeda en Irak. Los sospechosos, Mohanad Shareef Hammadi y Waad Ramadan Alwan, fueron condenados a cadena perpetúa y 40 años de cárcel, respectivamente, tras admitir que habían atacado a militares de Estados Unidos desplegados en el país árabe, según medios estadounidenses.

"Quería decir terroristas de Bowling Green", corrigió Conway en Twitter, ya cuando su error se había vuelto motivo de mofa en redes sociales. La asesora también ha aprovechado la red social para afearle a un periodista de la NBC sus críticas contra ella.

Al menos 60.000 visados revocados

El Departamento de Estado de Estados Unidos aseguró hoy que son menos de 60.000 los visados de los extranjeros provenientes de siete países mayoritariamente musulmanes que han sido cancelados, después de la entrada en vigor del veto migratorio impuesto por Trump. Es una cifra menor que la divulgada por un abogado del Departamento de Justicia hoy mismo durante una audiencia en un tribunal federal de Virginia, quien dijo que alcanzaba los 100.000 visados revocados.