Público
Público

Elecciones Francia Macron y Le Pen se disputarán la presidencia, según los sondeos

El socioliberal Emmanuel Macron y la ultraderechista Marine Le Pen encabezan la primera vuelta de las elecciones presidenciales con casi el 50 % del escrutinio realizado.

Publicidad
Media: 4
Votos: 12
Comentarios:

Emanuel Macron (En marcha) y Marine Le Pen (Frente Nacional), candidatos a la presidencia de Francia.- REUTERS

La ultraderechista Marine Le Pen, con el 24,3 % de los votos, y el socioliberal Emmanuel Macron, con el 22,2 %, encabezan la primera vuelta de las elecciones presidenciales con casi el 50 % del escrutinio realizado, según informa el Ministerio de Interior.

De confirmarse estas proyecciones de voto, la segunda vuelta —que se celebrará el 7 de mayo— enfrentaría a Macron y Le Pen, como habían pronosticado las encuestas a lo largo de toda la campaña electoral. 

La ultraderechista Marine Le Pen llamó hoy a "liberar al pueblo francés", ya que, a su juicio, "está en juego la supervivencia de Francia".

En un discurso grandilocuente en su feudo electoral de Hénin-Beaumont, en el norte del país, consideró que "el gran desafío en estas elecciones es la globalización salvaje" y opinó que con su acceso a la segunda ronda, su partido, ha "dado el primer paso para que los franceses lleguen al Elíseo".

Benoît Hamon —candidato socialista y gran derrotado de la jornada al no haber obtenido más de un 6% o 7%— reconoce el fracaso electoral: "Para nuestro país supone una derrota moral. Para toda la izquierda". El candidato conservador a la presidencia de Francia, François Fillon, ha reconocido también su derrota en la primera vuelta de las elecciones y llamó a votar por Emmanuel Macron para frenar a la ultraderechista Marine Le Pen. Por último, el izquierdista Mélenchon ha pedido "prudencia", pues las grandes ciudades aún no están escrutadas.  

Por su parte, el primer ministro francés, Bernard Cazeneuve, ha pedido a sus compatriotas que voten en contra de la candidata ultraderechista durante la segunda vuelta de las presidenciales del próximo día 7. El jefe del Gobierno saliente aseguró que "la presencia de un candidato de extrema derecha 15 años después del impacto que hubo en 2002 nos obliga a unir a todos los republicanos en su contra".

Si finalmente estas estimaciones iniciales se confirman, sería la primera vez en lo que va de año en el que las encuestas son fiables. 

Los colegios electorales de la Francia metropolitana abrieron hoy a las 08.00 hora local (06.00 GMT) para la primera vuelta de las elecciones presidenciales, que se presentan como las más inciertas de los últimos años. Los primeros datos de participación cifraba en un 28,54% los electores franceses que habían votado al mediodía de hoy, una cifra muy similar a la de hace cinco años, según han indicado fuentes del Ministerio del Interior.

Según los sondeos, a esta misma hora se estima que un 69,42 % de los electores franceses han acudido a votar. Una cifra ligeramente inferior a los mismos comicios de 2012, cuando, hace cinco años y a esta misma hora, había votado el 70,59 %. 

Los sondeos habían augurado para la primera vuelta de las presidenciales de hoy una abstención superior a la de las dos últimas ediciones, cercana a un tercio del electorado. Sin embargo, la campaña ha sido muy seguida, como pone de manifiesto la elevada audiencia registrada por los debates televisados y las entrevistas de los once candidatos.

Junto con los colegios de los territorios de ultramar, que habían abierto con antelación, son 66.500 los despachos de voto en los que los 45,67 millones de electores franceses censados podrán depositar su sufragio.

La jornada electoral se está desarrollando en medio de importantes medidas de seguridad, tras el atentado que el pasado jueves costó la vida a un policía en los Campos Elíseos de París, dos días después de que las autoridades impidieran otro contra la campaña electoral con el arresto de dos personas en Marsella.

Unos 50.000 agentes de policía y gendarmería y 7.000 militares están desplegados como refuerzo de seguridad durante las presidenciales, las primeras que se celebran en Francia bajo el estado de emergencia.

Decretado tras los atentados de París y Saint-Denis del 13 de noviembre de 2015, ese estado permite al Ejecutivo efectuar determinadas acciones sin autorización judicial.

El control se incrementará en la entrada de los colegios electorales, al que solo podrán acceder quienes estén inscritos en las listas, lo que evitará la imagen de ciudadanos que acudan en familia a depositar su papeleta.

Los sondeos publicados en las últimas semanas indican que Macron y Le Pen pasarán a la segunda vuelta.

Pero su ventaja sobre Fillon y Mélenchon se ha ido reduciendo en los días previos a la jornada de reflexión, por lo que entra dentro de lo que los expertos consideran que es el margen de error de sus estudios.

Los colegios estarán abiertos hasta las 19.00 horas (17.00 GMT) en la mayor parte de las ciudades y una hora más tarde en las de mayor tamaño.