Público
Público

Escasa autocrítica por el fiasco de la gripe A

Se cumple el primer aniversario del virus que puso en vilo al planeta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Hoy se ha cumplido un año desde que la Organización Mundial de la Salud (OMS) comunicó desde su sede en Ginebra (Suiza) su preocupación por un brote de lo que en aquel primer momento se denominó gripe porcina. El 24 de abril de 2009, con alrededor de 800 casos sospechosos en México y siete en EEUU, el mundo empezó a temer lo que acabaría convirtiéndose en la primera pandemia del siglo XXI, causada por el virus H1N1 y que, en pro de la industria ganadera, cambió su nombre por el de gripe A.

El Gobierno español se enfrentó a esta amenaza con firmeza y celeridad. Aumentó en cinco millones el aprovisionamiento de las diez millones de dosis de uno de los dos únicos antivirales eficaces frente al virus, el oseltamivir; compró vacunas para el 20% de la población y destinó más de 300 millones de eurosa estas medidas.

Un año después, sólo se han utilizado 9.000 de esos antivirales; se vacunó menos de la cuarta parte de los individuos pertenecientes a grupos de riesgo (unos tres millones) y la cifra de muertos no sólo fue mucho menor de lo previsto sino que, además, la gripe A desplazó a la estacional y evitó así las muertes que provoca esta enfermedad cada año.

Algunas voces discordantes previeron esto incluso cuando la gripe A protagonizaba las portadas de todos los periódicos. El director del Institut Català de Farmacología, Joan Ramón Laporte, estuvo en esta línea desde el principio. 'Yo denomino a la gripe A la epidemia del disparate. De hecho, la enfermedad ha sido como una bendición. Ha causado cerca de diez veces menos muertos que la gripe estacional y, aunque sí es cierto que en términos relativos ha provocado más mortalidad entre los jóvenes, el número total de fallecidos de este grupo de edad ha sido menor que el de todos los años'.

'La gestión en España fue correcta, seguimos las instrucciones de la OMS y la UE'

Aunque el tiempo ha dado la razón a personas como Laporte, ni el Gobierno ni los médicos que más abogaron por las medidas extraordinarias, parecen arrepentirse de nada.

El jefe del Servicio de Medicina Preventiva y Epidemiología del Hospital Clínic de Barcelona, Antoni Trilla, cree que 'en conjunto, la gripe A se gestionó bien'. Recuerda que las decisiones 'no se pueden tomar de hoy para mañana' y pone como ejemplo el tiempo que tardan en servirse los antivirales y las vacunas en cantidades altas. '¿Nos pasamos de prudencia? Visto el resultado, sí', reconoce el experto, que promete 'afinar más' si se vuelve a dar una amenaza así.

En la misma línea se expresa el secretario general de Sanidad, José Martínez Olmos: 'La gestión en España fue correcta, seguimos las instrucciones de la OMS y la UE con proporcionalidad'. Martínez Olmos considera que no es lo mismo 'hablar en abril de 2010 que en abril de 2009' y explica que, si se produjera la amenaza de un nuevo virus, se actuaría 'de forma parecida'. Respecto a la autocrítica, el secretario lo tiene claro: 'Hemos hecho autocrítica, sí; pero para confirmar que nuestros sistemas de control han funcionado'.