Publicado: 05.09.2015 12:40 |Actualizado: 05.09.2015 12:40

La falta de agua potable añade crudeza a la guerra en Siria

Cruz Roja alerta del riesgo potencial en la ciudad de Alepo de grandes epidemias de cólera o de fiebre tifoidea

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Unos niños esperan que para recoger agua potable en la ciudad siria de Alepo. REUTERS/Giath Taha

Unos niños esperan que para recoger agua potable en la ciudad siria de Alepo. REUTERS/Giath Taha

GINEBRA.- Más de cuatro años de bombardeos y enfrentamientos han causado estragos en la red de agua de Siria, que se encuentra al borde del colapso y ha aumentado el riesgo de expansión de enfermedades mortales como el cólera y la fiebre tifoidea en una población asolada por el conflicto.

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) ha detallado que millones de personas residentes en Alepo y Damasco sufren cortes de agua durante varios días, en una técnica empleada por las partes en conflicto para aumentar su control sobre los territorios.



Efectivos del CICR llevan desde el comienzo de la guerra, en marzo de 2011, ayudando a ingenieros y expertos a mantener y reparar las antiguas instalaciones de bombeo de agua de todo el país. Sin embargo, el empeoramiento del conflicto hace temer que algunas de estas instalaciones se dañen de forma irreparable.

"Con los problemas de electricidad y los daños consecuencia del conflicto, existe riesgo de que una de esas grandes redes empiece a fallar de forma permanente e irreparable", ha advertido el coordinador de operaciones de Oriente Próximo, Patrick Hamilton. "Y durante los dos próximos años empezaremos a ver en ciudades como Alepo el riesgo potencial de grandes epidemias que no hemos visto en este contexto hasta ahora, como el cólera y la fiebre tifoidea", ha afirmado. 

Vista del cementerio de la ciudad antigua de Alepo, en Siria, desde una zona controlada por los rebeldes. REUTERS / Abdalrhman Ismail

Vista del cementerio de la ciudad antigua de Alepo, en Siria, desde una zona controlada por los rebeldes. REUTERS / Abdalrhman Ismail

Pese a que su sistema sanitario está paralizado por la guerra, la población siria ha mantenido una relativa buena salud debido al acceso a agua potable, pero el fallo de las redes de suministro de agua podrían generar un casos, ha advertido el CICR.

Acceso a agua potable

En las zonas bajo control de Estado Islámico, el CICR ha conseguido enviar algunos materiales de ayuda para acceder a agua potable, aunque en cantidad "limitada", ha explicado Hamilton. La milicia tiene su bastión en Raqqa, en el este del país.

En Alepo, la mayor parte de sus dos millones de residentes tienen "graves dificultades" para acceder al agua potable desde que las estaciones de bombeo y electricidad están bajo control de distintos grupos armados. "Hemos intentado alertar a la población a través de las redes sociales de la presencia de pozos de agua", ha explicado Hamilton, subrayando que los ingenieros de la ICRC han restaurado hasta 56 pozos en la ciudad de Alepo.

"Hemos publicado un mapa en Facebook y Twitter explicándole a la población dónde pueden encontrar agua potable", ha explicado Hamilton.

Etiquetas