Publicado: 07.09.2015 12:57 |Actualizado: 07.09.2015 13:40

Francia se une a los bombardeos contra el Estado Islámico en Siria

Hollande anuncia que las Fuerzas Armadas de su país colaborarán con la coalición internacional que lidera EEUU. Reino Unido sopesa sumarse a las acciones militares

Publicidad
Media: 3
Votos: 1
Comentarios:
El presidente de Francia, François Hollande. - EFE

El presidente de Francia, François Hollande. - EFE

PARÍS / LONDRES.- Francia se ha unido a la coalición liderada por Estados Unidos para atacar posiciones del Estado Islámico (EI) en Siria. El presidente francés, François Hollande, ha anunciado este lunes que ya ha dado instrucciones para que las Fuerzas Armadas del país comiencen a partir de este martes vuelos de reconocimiento en territorio sirio. "A continuación, según la información que recolectemos, estaremos listos para bombardear", ha declarado el mandatario galo en su rueda de prensa semestral en el Palacio del Elíseo.

Francia ya participaba en la campaña militar contra el EI en Irak y, hasta ahora, las autoridades francesas se habían opuesto a intervenir en Siria. No obstante, Hollande ha descartado durante su comparecencia una intervención terrestre en territorio sirio, al considerarla "inconsecuente" e "irrealista".

"Irrealista porque seríamos los únicos. Inconsecuente, porque sería transformar una operación en fuerza de ocupación. Así que no intervendremos sobre el terreno, no más de lo que hacemos en Irak", señaló. A juicio del mandatario, "en Irak le corresponde a los iraquíes, y en Siria a los rebeldes y a las fuerzas regionales" batallar sobre el terreno.



Por último, Hollande insistió que el presidente sirio, Bachar al Asad, deberá dejar el poder en un momento u otro de la transición. "No se debe hacer nada que pueda consolidar o mantener a Bachar al Asad (...). Es lo que debemos hacer para pueda haber una reagrupación de los sirios sobre una base democrática", señaló.

Planes de intervención militar de Reino Unido

Antes del anuncio del mandatario galo ya se especulaba con una posibilidad que también se está barajando en Reino Unido. Diversas voces británicas han pedido al Ejército que se sume a las acciones militares en Siria, una medida que el primer ministro, David Cameron, estudia volver a presentar en el Parlamento tras ser rechazada hace dos años.

El conservador Liam Fox, antiguo secretario de Estado de Defensa, sostuvo que es necesaria la intervención de la Real Fuerza Aérea británica (RAF) en Siria para atajar la "raíz" del problema, en alusión a la crisis migratoria de los miles de refugiados que huyen de la violencia en Oriente Próximo.

Milicianos kurdos peshmergas en un tanque al norte de Bagdad. - REUTERS

Asimismo, el exarzobispo de Canterbury George Carey apoyó asimismo extender los bombardeos que el Reino Unido inició contra posiciones del EI en Irak en septiembre de 2014 y contribuir a los ataques en Siria que Estados Unidos comenzó a lanzar hace un año. "Creo que no es suficiente enviar ayuda a los campos de refugiados en Oriente Medio, sino que deben hacerse mayores esfuerzos militares y diplomáticos para aplastar a la doble amenaza del Estado Islámico y Al Qaeda de una vez por todas", afirma en un artículo publicado en The Sunday Telegraph.

Desde el Gobierno ha sido el ministro de Economía, George Osborne, quien ha sugerido que Reino Unido tiene intención de intervenir en Siria. De ese modo, insistió desde Turquía en que es necesaria una estrategia "amplia" para atajar la crisis migratoria. "Es un reto enorme, por supuesto, pero no podemos dejar que la crisis se enquiste. Tenemos que lidiar con el problema desde su base, que es el régimen de Al Asad y los terroristas del Estado Islámico", indicó.

Apoyo de la población británica a los ataques

En agosto de 2013, la Cámara de los Comunes frenó los planes de Cameron de atacar al régimen sirio con una estrecha mayoría de 285 votos contra 272, un equilibrio que podría haber cambiado dos años después. Tras las elecciones generales de mayo, el Ejecutivo conservador ya no depende de una coalición con los liberaldemócratas para gobernar, sino que cuenta con mayoría absoluta en el Parlamento.

La opinión pública en el Reino Unido sobre un ataque a Siria, además, ha variado ante el avance en los últimos meses del Estado Islámico. Según un sondeo de la firma YouGov publicado en The Sun on Sunday, más de la mitad de los británicos (52%) apoya una mayor implicación del Ejército en Siria, mientras que un 22% se opone a la intervención.

La pasada semana, Cameron aseguró que sólo volverá a proponer al Parlamento "ir más lejos" en el conflicto sirio si existe un "genuino consenso en el Reino Unido". Para conocer la extensión del apoyo que puede obtener en la Cámara de los Comunes, será necesario esperar sin embargo a que finalice la elección de un nuevo líder del Partido Laborista, el próximo sábado.

El principal candidato para encabezar la oposición es el izquierdista Jeremy Corbyn, que se ha mostrado en contra de los actuales bombardeos contra el EI en Irak y de extenderlos a Siria. Con todo, el primer ministro aspira a cerrar un plan para iniciar acciones en Siria en menos de un mes, según el Sunday Times, mientras que en los próximos días anunciará su intención de acoger a 15.000 refugiados. Según fuentes del Gobierno citadas por el rotativo, el Reino Unido rechaza sumarse al plan de cuotas propuesto por la Unión Europea, si bien demostrará su "compromiso" con una solución a la crisis.