Publicado: 15.11.2015 22:22 |Actualizado: 16.11.2015 16:25

Francia responde a la matanza de París con el mayor bombardeo de su historia al feudo del ISIS en Siria 

El Ejército galo se ha servido de diez cazas para lanzar 20 bombas en el bastión de los terroristas en Raqqa. Además, el grupo terrorista Estado Islámico (EI) ha reducido sus movimientos en su feudo principal en Siria tras el ataque.

Publicidad
Media: 2.96
Votos: 56
Comentarios:
Caza-bombarderos franceses. Foto: Departamento de Defensa de EEUU

Caza-bombarderos franceses. Foto: Departamento de Defensa de EEUU. ARCHIVO

PARÍS/ MADRID.- Francia respondió este pasado domingo a los atentados cometidos en París el pasado viernes por el autodenominado Estado Islámico que acabaron con la vida de 129 personas en la capital francesa (aquí, toda la información en directo) con el mayor bombardeo que haya lanzado jamás sobre Siria. En concreto, entra las 19.50 y 20.50 horas del domingo (hora española) las Fuerzas Aéreas francesas lanzaron un bombardeo masivo sobre Raqqa, una ciudad en el norte de Siria que se ha convertido en la capital y el bastión del Estado Islámico (EI).  

En el ataque, coordinado con fuerzas estadounidenses, intervinieron 10 cazas, que despegaron desde las bases de Francia en Emiratos Árabes Unidos y Jordania. Las fuerzas armadas galas lanzaron un total de 20 bombas, según el comunicado hecho público por el Ministerio de Defensa francés. 



Según fuentes militares francesas, los bombardeos tuvieron como principal objetivo "un puesto de mando" del EI que también servía como centro de reclutamiento y de depósito de armas y municiones. Los aviones franceses también destruyeron un campo de entrenamiento del grupo yihadista.

Los lugares bombardeados habían sido previamente identificados por misiones de reconocimiento francesas, señalaron las mismas fuentes. 

Por el momento no hay balance de daños de la ofensiva, pero en Twitter se decía el domingo por la noche que los bombardeos franceses habían provocado cortes de agua y luz. 

Estos bombardeos son los primeros de una intensificación de los ataques aéreos contra el EI en Siria e Irak, según anunció el asesor adjunto del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Ben Rhodes: "Confío en que en los próximos días y semanas, trabajando con los franceses, seremos capaces de intensificar nuestros ataques al EI, tanto en Siria como en Irak, para dejar claro que no hay santuario posible para estos terroristas", dijo.

El primer ministro galo, Manuel Valls, prometió el sábado que Francia daría una respuesta "al mismo nivel que estos ataques". "Responderemos golpe a golpe para destruir al Estado Islámico y a ese ejército terrorista", prometió Valls. En ese sentido, ya el mismo viernes el presidente francés François Hollande calificó de "acto de guerra" los atentados y anunció que Francia sería "despiadada" con los terroristas, tanto dentro como fuera del país. 

Desde hace más de un año, la aviación francesa operaba contra ese grupo terrorista en Irak con cazas Rafale y Mirage 2000 y un contingente de más de 700 efectivos.

Pero el pasado 27 de septiembre se ampliaron a Siria los bombardeos, justificados por el Gobierno francés en la necesidad de su "legítima defensa" contra un grupo que golpea a su país dentro de sus propias fronteras.

El EI reduce sus movimientos en su feudo en Siria

El grupo terrorista Estado Islámico (EI) ha reducido sus movimientos en su feudo principal en Siria, la ciudad de Al Raqa (noreste), tras los bombardeos de anoche de la aviación francesa.

"Los miembros del EI se están escondiendo", dijo por teléfono el director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos, Rami Abderrahman. El activista destacó que la organización extremista ha reforzado también las medidas de seguridad en Al Raqa.