Público
Público

Francia suspende sus operaciones de formación militar en Afganistán

El Gobierno galo se plantea una retirada anticipada de sus tropas del país después de que un soldado afgano haya matado a cuatro militares franceses

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Francia ha decido poner fin a sus operaciones de formación militar en Afganistán e incluso se plantea una retirada anticipada de sus tropas después de que un soldado afgano haya matado a cuatro militares franceses de la OTAN.

'Si las condiciones de seguridad no quedan claramente restablecidas, nos plantearemos un retorno anticipado del Ejército francés', ha anunciado Nicolas Sarkozy. 'Somos amigos de los soldados afganos y del pueblo afgano, pero no puedo aceptar que los soldados afganos disparen contra los soldados franceses', ha añadido el presidente francés.

Un portavoz de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad de la OTAN (ISAF) ha informado de que el soldado afgano autor de los disparos ya ha sido detenido después de matar a los cuatro efectivos franceses y herir a otros 17 en el valle de Taghab, en la provincia de Kapisa.

Sarkozy: 'No puedo aceptar que los soldados afganos disparen contra los franceses'

Es el segundo ataque de ese tipo en las últimas semanas, después de que el pasado 29 de diciembre dos legionarios galos fueran asesinados al norte de Kabul por un soldado del ejército afgano que recibía instrucción. En total, 82 soldados franceses han perdido la vida en Afganistán desde el inicio del conflicto en 2001.

El ministro de Defensa galo, Gérard Longuet, se trasladará 'inmediatamente' a Afganistán junto al efe del Estado Mayor de la Defensa para elaborar un informe sobre las 'condiciones de seguridad' de los soldados franceses y del reclutamiento de militares locales.

Francia abordará la posible retirada militar la próxima semana 

Las autoridades francesas abordarán la posible retirada militar la próxima semana, durante la visita a Francia del presidente afgano, Hamid Karzai. El repliegue de las tropas galas del país, donde hay unos 4.000 militares, no estaba previsto antes de 2014, aunque ya se había iniciado de forma gradual.   

Con la muerte de los cuatro soldados franceses, que participaban en la misión de la OTAN en Afganistán (ISAF), son ya diez los soldados de ese cuerpo muertos en las últimas 24 horas, después de que este jueves se estrellara un helicóptero de las tropas internacionales en el sur afgano en un acto que se atribuyeron las milicias talibanes.