Publicado: 23.05.2015 17:42 |Actualizado: 23.05.2015 17:42

General Motors ocultó un defecto en sus coches que causó más de 100 muertos

El fabricante estadounidense tapó el problema, que afectaría a más de 2,6 millones de vehículos, durante más de una década. Se enfrenta a una multa histórica y a un delito penal. 

Publicidad
Media: 5
Votos: 4
Comentarios:
Auto worker Linda Martinez installs a part on a 2015 Chevrolet Malibu being built at GM's Fairfax assembly plant in Kansas City Kansas May 4, 2015. REUTERS/Dave Kaup

Una trabajadora de la fábrica de General Motors en Kansas (EEUU) instala una parte del Chevrolet Malibu en una imagen de archivo. REUTERS/Dave Kaup

WASHINGTON.- Las autoridades federales que investigan el defecto en el sistema de ignición de automóviles de General Motors (GM), que habría causado más de 100 muertos, consideran que el fabricante cometió un delito penal.

El periódico The New York Times informó en su edición digital de que GM y las autoridades federales están negociando un acuerdo por el que el fabricante estadounidense pagaría una multa récord por ocultar durante casi una década la existencia del problema en más de 2,6 millones de vehículos.

El rotativo indicó que la multa que podría imponer Washington a General Motors sería mucho mayor que los 1.200 millones de dólares que Toyota pagó el año pasado por ocultar un defecto en sus vehículos que causaba aceleraciones involuntarias y produjo decenas de accidentes.

En una declaración al periódico, GM dijo que "estamos cooperando totalmente con todas las peticiones" y añadió que no podía realizar comentarios sobre la investigación.



El defecto provoca que el coche se apague de forma inesperada por el peso del llavero que sujeta la llave o porque la carretera por la que circula el vehículo es irregular

En febrero de 2014, General Motors empezó a realizar llamadas a revisión de antiguos modelos del fabricante para reparar un defecto que permite que el automóvil se apague de forma inesperada simplemente por el peso del llavero que sujeta la llave de encendido o porque la carretera por la que circula el vehículo es irregular.

En mayo de ese año, GM aceptó pagar una multa a la Administración para la Seguridad en la Carretera (NHTSA) por la cifra récord de 35 millones de dólares y reconocer que conocía la existencia del defecto del sistema de ignición desde hacía años pero que no actuó para solucionarlo.

Además, GM ha gastado miles de millones de dólares en reparar el defecto en los millones de vehículos afectados y se enfrenta a demandas individuales que podría suponer miles de millones de dólares más en litigios.

GM, los Departamentos de Transporte y Justicia, NHTSA y el Congreso iniciaron una serie de investigaciones independientes para aclarar las responsabilidades por lo ocurrido.

En 2014 GM aceptó pagar una multa por la cifra récord de 35 millones de dólares y reconocer que conocía la existencia del defecto pero que no actuó para solucionarlo

Entre las preguntas a responder por las investigaciones en marcha se encuentran si GM cometió fraude al no revelar el defecto durante el proceso de quiebra de 2009 y si engañó al Departamento del Transporte sobre la gravedad del problema.

En junio de 2014, GM emitió los resultados de la investigación interna en la que la compañía afirmó que actúa de forma "inaceptable" y con "incompetencia y negligencia" porque un grupo de empleados ocultó durante años el defecto.

GM despidió a 15 empleados y reconoció que el defecto podría haber provocado al menos 13 muertes en Norteamérica y 47 accidentes, aunque las propias autoridades federales estadounidenses dijeron que la cifra real sería con toda seguridad mucho más alta.

El fabricante también estableció un fondo de compensación independiente, gestionado por un abogado especializado en indemnizaciones masivas, que hasta el lunes de esta semana había reconocido 104 muertes causadas por el defecto.