Publicado: 27.03.2014 10:40 |Actualizado: 27.03.2014 10:40

El Gobierno de Ucrania anuncia un duro programa de recortes a cambio de un rescate de 20.000 millones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El primer ministro de Ucrania, Arseni Yatseniuk, ha presentado este jueves un proyecto de presupuesto para este año que incluye draconianos recortes del gasto social y subidas de impuestos, y advirtió de que debe ser aprobado para evitar la quiebra de la economía. "La economía ucraniana caerá este año un 3%, pero sólo en el caso de que aprobemos el paquete de leyes presentado por el Gobierno. En caso contrario, pronosticamos la quiebra y una caída del 10%" del producto interior bruto (PIB), dijo el jefe del Ejecutivo interino a los diputados de la Rada Suprema (Parlamento) de Ucrania.

El jefe del Gobierno ucraniano adelantó que el país, que ha sufrido una fuerte devaluación de la moneda en los últimos meses, se encontrará con una inflación de entre un 12 y 14 %, "según las medidas que se tomen". "Si votamos estas medidas, en un mes recibiremos fondos de estabilidad del Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Central Europeo, el Banco Europeo para la Reconstrucción y Desarrollo y el Banco Mundial", subrayó Yatseniuk.

"No tenemos otra salida. Nos vemos obligados a subir las tarifas energéticas para no caer en la quiebra"

De hecho, el FMI anunció también este jueves que Ucrania podrá obtener hasta 27.000 millones de dólares (unos 20.000 millones de euros) de la comunidad internacional en los próximos dos años, condicionados a un duro programa de ajuste y reformas estructurales. El organismo internacional advirtió que para obtener la ayuda, las autoridades ucranianas deben adoptar "un programa de medidas sólidas y de gran alcance orientado a estabilizar la economía y crear las condiciones que permitan un crecimiento sostenido".

La medida más dura anunciada por Yatseniuk tiene que ver con la subida de las tarifas de gas y electricidad, exigida hace mucho por el FMI y que afectará prácticamente a toda la población ucraniana. "No tenemos otra salida. Nos vemos obligados a subir las tarifas energéticas para no caer en la quiebra", dijo Yatseniuk, que recordó que el precio que paga Ucrania por el gas ruso se multiplicará seguramente por dos a partir de abril.

En el capítulo de política fiscal, el Gobierno propone doblar los impuestos y las tarifas por hidrocarburos a los grandes monopolios, una medida que según Yantseniuk "no afectará a los puestos de trabajo ni tampoco a los indicadores financieros" de estas compañías.

Por otro lado, el proyecto de presupuesto prevé sustituir la devolución del IVA en efectivo a las empresas por la emisión de obligaciones con un vencimiento determinado "para inyectar ya liquidez en las arcas del Tesoro", explicó Yatseniuk. Además, Ucrania se plantea reducir en un 10% el número de funcionarios del Estado de forma casi inmediata, y en otro 20% más adelante, cuando se aprueben una serie de reformas constitucionales que eliminarán algunas administraciones estatales.

Yanukóvich aseguró que las condiciones del FMI fueron la puntilla para suspender la firma con la UE

A finales del pasado mes de noviembre, el depuesto presidente ucraniano, Víktor Yanukóvich, aseguró que las condiciones del FMI para otorgar un nuevo crédito a Ucrania fueron la puntilla que le obligó a suspender la firma del Acuerdo de Asociación con la Unión Europea. El organismo considera que los desequilibrios macroeconómicos de Ucrania "alcanzaron niveles insostenibles durante el último año", con un déficit por cuenta corriente de más del 9% del PIB.

"Dado el volumen significativo de pagos externos y el acceso limitado a los mercados internacionales de deuda, las reservas internacionales cayeron a un nivel crítico", añade. El déficit fiscal de 2013 alcanzó el 4,5% del PIB, y el déficit de la compañía estatal de gas, Naftogaz, alcanzó casi el 2% del PIB. "Si no se adoptan medidas de política, el déficit presupuestario y de Naftogaz combinado superará el 10% del PIB en 2014", dice el FMI.

El organismo asegura que el programa de reformas que debe implementar Ucrania busca "restablecer la estabilidad macroeconómica y encauzar al país en la senda del buen gobierno y el crecimiento económico sostenible, protegiendo al mismo tiempo a los grupos vulnerables de la sociedad". La política monetaria se centrará en la estabilidad de los precios internos, manteniendo al mismo tiempo un tipo de cambio flexible, mientras las reformas del sector financiero se centrarán en asegurar que los bancos sean sólidos, posean un buen nivel de liquidez y estén bien capitalizados.