Publicado: 23.08.2016 10:29 |Actualizado: 23.08.2016 10:40

Indígenas panameños retienen al presidente del país, que abrirá una hidroeléctrica a la que se oponen

Entre 12 y 15 personas irrumpieron durante el discurso de Juan Carlos Varela y lanzaron piedras a los asistentes, hiriendo a cuatro policías. 

Publicidad
Media: 4.50
Votos: 2
Comentarios:
Indígenas descontentos irrumpen durante el discurso de Varela, presidente de Panamá y posteriormente lo retienen durante dos horas/EFE

Indígenas descontentos irrumpen durante el discurso de Varela, presidente de Panamá y posteriormente lo retienen durante dos horas/EFE

PANAMÁ.- Indígenas que se oponen a una hidroeléctrica levantada en el oeste de Panamá han retenido durante unas dos horas al presidente del país, Juan Carlos Varela, después de que firmara un acuerdo con líderes de la comarca Ngäbe Buglé para que el proyecto entre en operaciones.

Los grupos de indígenas además lanzaron piedras contra la escuela donde tuvo lugar la firma del convenio, situada en la apartada localidad de Llano Tugrí, capital de la comarca Nägbe Buglé, en unos incidentes que dejaron a 4 policías heridos.

El acuerdo establece que el proyecto hidroeléctrico de Barro Blanco, paralizado desde 2015, entrará en servicio pero no será operado por Generadora del Istmo S.A. (Genisa), la empresa de capital centroamericano que lo construyó, sino por un tercero independiente aún por designar.



Según fuentes, cuando el presidente panameño ha comenzado a dar su discurso tras la firma del acuerdo con la cacica general, Silvia Carrera, grupos de inconformes, que ya previamente habían interrumpido el acto oficial, comenzaron a lanzar algunas piedras contra la escuela.

Varela y otros altos funcionarios del Gobierno fueron trasladados a uno de los salones del colegio mientras continuaban los incidentes, y el grupo de inconformes cerró los accesos al lugar dejando retenidos a autoridades y periodistas durante unas dos horas.

Tras conversaciones con los grupos de indígenas que rechazan la hidroeléctrica, las puertas del colegio han sido liberadas y todo el mundo se ha retirado del lugar.

Los grupos de inconformes han cuestionado la representatividad de los indígenas que aparecen como firmantes del convenio: la cacica general Carrera; el presidente del Congreso General, Demecio Cases; del cacique regional, Jeremías Montero; el cacique local, Chito Gallardo, y el alcalde del distrito de Müna, Rolando Carpintero.

"Ellos son caciques hasta que sea (haya) elección", ha respondido Varela, que ha recalcado a los presentes que "sean los caciques los que le expliquen al pueblo el acuerdo".

El presidente panameño ha dicho después a medios locales que quienes actuaron de forma violenta eran de 12 a 15 personas que "saben que se equivocaron", a quienes se les permitió estar en el evento, porque es "parte de la democracia".

El presidente Juan Carlos Varela firma el acuerdo por el que se pone en marcha la creación de la polémica hidroeléctrica/EFE

El presidente Juan Carlos Varela firma el acuerdo por el que se pone en marcha la creación de la polémica hidroeléctrica/EFE

El mandatario ha condenado que resultaran heridos agentes de la policía y sostuvo que "lo más importante es que se consiguió firmar el acuerdo con las autoridades tradicionales, cerrar el conflicto de Barro Blanco en una forma de diálogo, en paz".

"Este es un acuerdo histórico, no solo para Panamá, para la región y el mundo, de que hay que respetar a las comarcas, a las autoridades tradicionales", destacó.

"Hoy fuimos tolerantes porque el acuerdo era muy simbólico, pero no voy a aceptar que nadie en el país agreda" a un miembro de la fuerza pública, añadió.

El acuerdo firmado este lunes, de 19 puntos, no precisa la fecha de entrada en operaciones de la hidroeléctrica, que se alimenta del río Tabasará, pero recalca que dependerá de nuevas pruebas de llenado del embalse que se harán a partir de un momento no precisado.

Contempla además la creación de un fideicomiso al que el Gobierno aportará el 15% de los ingresos brutos que genere la hidroeléctrica, recursos que se destinarán al desarrollo de las comunidades indígenas y campesinas aledañas.

Para que el acuerdo se haga decreto Ejecutivo y entre en vigor deberá ser ratificado por el Congreso General de la comarca, indicó la información oficial.

Genisa obtuvo en 2007 la concesión e inició en 2011 la construcción de la hidroeléctrica de Barro Blanco, ahora con un 95% de avance y que proyecta generar 28,56 megavatios, cerca del 2% de la capacidad instalada del país.

Etiquetas