Público
Público

Jiménez obvia la autodeterminación del pueblo saharaui

La ministra trató con su homólogo argelino el tema "sensible" para ambos del Sáhara

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Una solución justa, duradera y mutuamente aceptable en el marco de Naciones Unidas'. Es el objetivo que comparten España y Argelia sobre el conflicto en el Sáhara Occidental, según destacó hoy la ministra de Asuntos Exteriores y Cooperación, Trinidad Jiménez, tras el encuentro con su homólogo argelino, Mourad Medelci. Ambos mantuvieron una reunión de trabajo para analizar las relaciones bilaterales y la situación en El Magreb, y tratar 'un tema sensible para ambos países' como es el Sáhara Occidental. Este asunto, sin embargo, estaba previsto verse más detenidamente en la comida, explico Jiménez.

La coincidencia sobre cuál debería ser el desenlace del enfrentamiento entre Marruecos y el Frente Polisario no estuvo exenta de matices. La jefa de la diplomacia española evitó referirse al derecho a la libre autodeterminación de los saharauis y la celebración de un referéndum, e insistió en la necesidad de que 'las dos partes lleguen a un acuerdo en el marco de Naciones Unidas'. Una posición que ha defendido en varias ocasiones. Por su parte, Medelci afirmó que el saharaui es 'un pueblo que tiene que autodeterminarse y expresarse', aunque tampoco mencionó el referéndum.

Como observadores en la cuestión del Sáhara, pero sin ser 'parte de la negociación', el ministro argelino hizo hincapié en que están buscando 'oportunidades para que mejore el clima en la región' y para dar más posibilidades a la misión del enviado especial de la ONU, Christopher Ross. De hecho, confía en que próximamente se puedan recoger frutos del 'esfuerzo' que están haciendo las partes en las conversaciones bajo el auspicio de la ONU.

En este sentido, Medelci resaltó que el Gobierno de Argelia ha decidido 'restablecer las visitas bilaterales a nivel ministerial' con sus 'amigos y hermanos marroquíes'. Dentro de muy poco, añadió, viajará al país el ministro de Energía marroquí al que seguirán otros cuantos. Medelci subrayó que esto fomentará un clima más positivo y servirá para que 'podamos desarrollarnos más rápidamente'.