Publicado: 18.05.2015 13:57 |Actualizado: 18.05.2015 14:47

Margallo usa el paro para rechazar la cuota
de inmigrantes que le fija Bruselas

Los ministros de Asuntos Exteriores y de Defensa de la UE se reúnen para aprobar una misión militar contra las redes de tráfico de inmigrantes en el Mediterráneo.

Publicidad
Media: 2.33
Votos: 3
Comentarios:
Inmigrantes sirios desembarcan en la isla de Kos (Grecia) cerca de la frontera con Turquía el 6 de mayo de 2015. Grecia recibe una media diaria de cien inmigrantes y refugiados. / Yannis Kolesidis (EFE)

Inmigrantes sirios desembarcan en la isla de Kos (Grecia) cerca de la frontera con Turquía el 6 de mayo de 2015. Grecia recibe una media diaria de cien inmigrantes y refugiados. / Yannis Kolesidis (EFE)

BRUSELAS.- Los ministros de Asuntos Exteriores y de Defensa de la Unión Europea (UE) están reunidos en Bruselas para aprobar el establecimiento de una misión naval, de carácter militar, contra las redes de tráfico de inmigrantes que operan en el Mediterráneo.

La Comisión Europea propuso el pasado miércoles un sistema de cuotas obligatorio para distribuir a los demandantes de asilo entre todos los Estados miembros de la UE y descargar así a los países afectados en primera línea por la crisis migratoria en el Mediterráneo, como Italia, Grecia o Malta.

El reparto se hace en base a los criterios del Producto Interior Bruto, el tamaño de la población, la tasa de paro y la medida de peticiones de asilo tramitadas y refugiados reubicados entre 2010-2014.



Pero el ministro de Asuntos Exteriores español, José Manuel García-Margallo, cree que el peso de la tasa de paro de un país está infrarrepresentado en los criterios propuestos por la Comisión Europea. Justo antes de entrar en la reunión Margalo se ha quejado de esos criterios fijados por la Comisión Europea y ha reclamado que se tenga en cuenta "el esfuerzo" de un país para controlar la inmigración ilegal.

"Comprometerte a integrar a inmigrantes a los que no puedes dar trabajo es a mi juicio hacer un mal servicio", dice Margallo

"Estamos absolutamente dispuestos a hacer el esfuerzo solidario que se nos pida, siempre lo hemos dicho. Pero ese esfuerzo solidario tiene que ser un esfuerzo proporcionado, justo y realista. Y en mi opinión los criterios que maneja la Comisión no lo son", ha explicado el jefe de la diplomacia española.

Margallo ha explicado que los criterios de PIB y población pesan el 40% y la tasa de paro y el esfuerzo realizado anteriormente el 10%. El ministro español ha dejado claro que "estos dos últimos criterios están muy infrarrepresentados, muy infraponderados. Hay que darle otra vuelta a los criterios para fijar cuál es la capacidad real de un Estado".   

"La tasa de paro a mi juicio es capital para saber cuál es la capacidad de integración de un país en condiciones de dignidad", ha subrayado el jefe de la diplomacia española. "Comprometerte a integrar a inmigrantes a los que no puedes dar trabajo es a mi juicio hacer un mal servicio", ha justificado Margallo.

"Y en segundo lugar hay que valorar el esfuerzo que ya se ha hecho en lo que es el control de la inmigración ilegal", ha defendido Margallo, que ha insistido en que España está haciendo un esfuerzo "inmenso" para controlar la inmigración irregular desde Marruecos, Mauritania y Senegal y es algo que "repercute en toda la Unión Europea".    

Desacuerdo con Valls

Preguntado por las declaraciones del primer ministro francés, Manuel Valls, que ha rechazo el sistema de cuotas propuesto y ha defendido que países como España deben hacer más esfuerzo para acoger a más demandantes de asilo, Margallo ha dejado claro que se trata de "la opinión del ministro francés" y que hay que tener en cuenta los otros dos criterios "que no están suficientemente considerados".

Según la propuesta de Bruselas, España deberá acoger al 9,1% de los demandantes de asilo que se reubicarán en los próximos meses en todos los países de la UE desde los Estados miembros más afectados por la actual crisis migratoria en el Mediterráneo (en particular, Italia, Grecia y Malta).

También tendrá que hacerse cargo de 1.549 personas dentro del programa que Bruselas quiere poner en marcha para transferir a Europa de manera segura y legal a 20.000 demandantes durante los años 2015-2016, según el nuevo sistema de cuotas propuesto este miércoles por la Comisión Europea.

Etiquetas