Publicado: 27.10.2015 07:31 |Actualizado: 27.10.2015 07:31

Más de 10.000 alemanes acuden a
una protesta de la islamófoba Pegida

La Policía desconoce si los tres coches que ardieron a unos cientos de metros de la concentración están relacionados con Pegida. La contramanifestación, congregada en una plaza cercana, reunió a poco más de un millar de personas.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Seguidores del movimiento islamófobo Pegida encienden las linternas de sus teléfonos celulares durante una manifestación en la plaza Theaterplatz de Dresde (Alemania)./ EFE

Seguidores del movimiento islamófobo Pegida encienden las linternas de sus teléfonos celulares durante una manifestación en la plaza Theaterplatz de Dresde (Alemania)./ EFE

BERLÍN.- Varios miles de personas se congregaron este lunes en Dresde (este de Alemania) en la concentración semanal del colectivo xenófobo Patriotas Europeos contra la Islamización de Occidente (Pegida), que discurrió de manera pacífica.

La manifestación, lejos de los 20.000 congregados hace una semana en el primer aniversario del colectivo, atrajo a entre 10.000 y 12.000 participantes, según cálculos del equipo Durchgezählt, única fuente de estimaciones desde que las fuerzas de seguridad dejaron de difundir datos.



Por su parte, la contramanifestación, congregada en una plaza cercana, reunió a poco más de un millar de personas.

La policía destacó que ambas protestas discurrieron por cauces pacíficos, frente a los brotes de violencia vividos el pasado lunes, y dijo desconocer si los tres coches que ardieron a unos cientos de metros de la concentración de Pegida estuvieron relacionados con las manifestaciones.

En otras localidades del estado federado de Sajonia se celebraron también concentraciones de grupos xenófobos, como en Chemnitz y en Leipzig, donde además se registraron incidentes.

La polémica ha acompañado las últimas protestas de Pegida, ya que a la horca "reservada" para la canciller Angela Merkel que se paseó por Dresde hace dos semanas siguió el discurso, el pasado lunes, del polémico autor turco-alemán Akif Pirinçci, en el que se refirió a los campos de concentración nazis.

Pirinçci defendió el derecho del pueblo a criticar la política de refugiados, y abogó por expulsar del país a quienes no compartan los valores de la sociedad alemana, para acabar diciendo: "Habría naturalmente otras alternativas, pero los campos de concentración están lamentablemente cerrados"