Publicado: 15.07.2015 16:35 |Actualizado: 16.07.2015 00:38

Tsipras: "No creemos en el acuerdo, pero estamos obligados a aceptarlo"

Más de la mitad de la cúpula de Syriza se opone al acuerdo del primer ministro con la UE para el tercer rescate. Consideran que las medidas impuestas son una "humillación" para el pueblo griego y "resultado de las amenazas" de los acreedores

Publicidad
Media: 4.58
Votos: 12
Comentarios:
Tsipras, rodeado de fotógrafos antes de la reunión de su grupo parlamentario en Atenas. REUTERS/Yannis Behrakis

Tsipras, rodeado de fotógrafos antes de la reunión de su grupo parlamentario en Atenas. REUTERS/Yannis Behrakis

ATENAS.- El primer ministro griego, Alexis Tsipras, ha pedido hoy al Parlamento heleno votar por las duras reformas impuestas por Europa al afirmar que tenía tres opciones en la negociación con los socios, aceptar el acuerdo actual, una quiebra desordenada del país o su salida de la eurozona.

"Las opciones específicas que tenía frente a mí eran: uno, aceptar un acuerdo con el que estoy en desacuerdo; la segunda, la quiebra desordenada, y teníamos una tercera opción, el 'grexit' (salida de Grecia del euro) consensuado de Schäuble", dijo Tsipras en el Parlamento.

En su intervención, previa a la votación sobre las reformas acordadas con los socios, de la que depende el inicio de las negociaciones sobre el tercer rescate, Tsipras recalcó que será el "último" en eludir sus "responsabilidades" y también "el último que facilitará la caída de un Gobierno de izquierdas".

"No creemos en el acuerdo, pero estamos obligados a aceptarlo. Pido elegir la opción de la responsabilidad. Los grandes enemigos de este país quieren acabar con mi gobierno. No les daremos ese placer", ha dicho Tsipras al Parlamento heleno en su última alocución.

Por su parte, el ministro de Finanzas, Euclides Tsakalotos, pidió hoy el voto del Parlamento para un acuerdo que dijo no saber si va a aportar frutos positivos y cuya firma supuso la decisión más difícil de su vida. "La mañana de lunes fue el día más difícil de mi vida. No sé si hicimos lo que debíamos hacer. Sé que no teníamos alternativa", dijo. Los ministros de Finanzas de la Eurozona mantendrán una videoconferencia este jueves por la mañana para hablar después del debate parlamentario de este miércoles en Grecia, según ha confirmado el portavoz de Jeroen Dijsselbloem.

Más de la mitad de los miembros del Comité Central de Syriza han rechazado el acuerdo alcanzado por Tsipras para que Grecia reciba un tercer rescate financiero, que han considerado una "humillación" para el pueblo griego.

Antes de que el Parlamento decidiera si aprueba o no la ayuda internacional y las condiciones que lleva aparejadas, la cúpula de la coalición gobernante se posicionó mayoritariamente en contra. De los 201 miembros que componen el Comité Central, 107 habían dicho 'no' al acuerdo. Por esa razón, Tsipras había advertido a los miembros del grupo parlamentario de Syriza de que le será difícil continuar como primer ministro si no cuenta con su apoyo en la votación, según fuentes gubernamentales citadas por Reuters.



Al tiempo que el Parlamento heleno debatía las medidas pactadas por el primer ministro, miles de personas se manifestaban en el centro de Atenas para protestar contra dicho paquete de reformas. La confederación de sindicatos del sector público (ADEDY), que hoy había convocado una huelga de 24 horas contra el acuerdo, reunió en la plaza de Syntagma, donde se encuentra la sede del Parlamento, a unas 2.500 personas, según cifras de la policía.

En esta plaza se produjeron incidentes aislados cuando un grupo de personas, que no pertenecía a la manifestación y de ideología anarquista, según la policía, lanzó cócteles molotov a los agentes que respondieron con gases lacrimógenos.

Choques entre antidisturbios griegos y manifestantes en Atenas. REUTERS/Yannis Behrakis

Choques entre antidisturbios griegos y manifestantes en Atenas. REUTERS/Yannis Behrakis

Para los miembros de Syriza críticos, el pacto conocido el lunes por la mañana es "resultado de las amenazas" de los acreedores, que plantearon un "ahogo económico", según el portal del semanario Proto Thema. En este sentido, han reprochado que incluya "términos de supervisión humillantes que son destructivos" para Grecia y su ciudadanía.

Las críticas contra Tsipras también han llegado al Gobierno, del que se han salido en las últimas horas varios de sus miembros. Entre los cargos dimitidos figura la viceministra de Finanzas, Nadia Valavani, que ha tachado de "inútiles" las medidas incluidas en el acuerdo, según el periódico Kathimerini.

Tsipras agotó "todas las soluciones posibles"

El primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, ha justificado ante sus compañeros de SYRIZA que agotó "todas las soluciones posibles" antes de firmar el acuerdo con el que su país obtendrá un tercer rescate, reprobado por más de la mitad de la cúpula de la coalición de izquierdas gobernante. "Intentamos negociar lo mejor que pudimos. Nadie puede dudar de las intenciones y de los esfuerzos del Gobierno para lograr una solución aceptable", ha explicado Tsipras, que se ha reunido con el grupo parlamentario de SYRIZA, según el periódico 'Kathimerini'.

Antes de que el Parlamento decida si aprueba o no la ayuda internacional y las condiciones que lleva aparejadas, la cúpula de la coalición gobernante se ha posicionado mayoritariamente en contra. De los 201 miembros que componen el Comité Central, 107 han dicho 'no' al acuerdo. El primer ministro ha subrayado que está abierto a escuchar "alternativas fiables y realistas", pero ha instado a los diputados de su bloque a mantener la unidad al margen de posibles discrepancias.