Publicado: 26.10.2015 20:48 |Actualizado: 26.10.2015 20:53

Mata a su amigo con una guitarra eléctrica y un microondas al creer que se estaba "transformando en zombi"

El agresor y la víctima se encontraban viendo capítulos de `The Walkind Dead´ y consumiendo alcohol cuando aseguró que su amigo intentó morderle.

Publicidad
Media: 2.67
Votos: 3
Comentarios:
Fotograma de la serie estadounidense "The Walking Dead"

Fotograma de la serie estadounidense "The Walking Dead"

WASHINGTON.- Un joven de Nuevo México (Estados Unidos) ha sido detenido después de golpear hasta la muerte con todo tipo de objetos, entre los que se encuentra una guitarra eléctrica y un microondas, a un amigo al pensar que se estaba "transformando en zombi". El agresor y la víctima que se encontraban bebiendo grandes cantidades de alcohol y viendo varios capítulos de 'The Walking Dead', según ha informado fuentes del Departamento de Policía de la ciudad de Grants.

La víctima, Christopher Paquin también de 23 años, fue atacada con patadas, golpes, una guitarra, un microondas y toda clase de objetos afilados.

Los oficiales llegaron a un apartamento después de recibir llamadas que alertaban de que un hombre ebrio con un cuchillo en la mano estaba persiguiendo a una mujer.

Cuando las fuerzas de seguridad llegaron al bloque de apartamentos donde se produjeron los hechos, se encontraron con el supuesto agresor -identificado como Damon Perry, de 23 años- amenazando a otras personas con un cuchillo.



Al acceder al interior de una de las viviendas, los agentes localizaron a una persona con signos de haber recibido una paliza. Los equipos médicos confirmaron la muerte de esta persona en el mismo lugar.

​Ya en comisaría, Perry explicó que golpeó a su amigo con todo tipo de objetos y le profirió patadas y puñetazos después de que comenzase a "transformarse en un zombi" e intentase morderlo. Ambos habían visto capítulos de 'The Walking Dead' y bebido alcohol, según la televisión local KOB.

La víctima fue atacada con patadas, golpes, una guitarra, un microondas y toda clase de objetos afilados.

Un detective de la Policía, Moses Marquez, ha reconocido que éste es uno de los casos "más raros y horribles a los que se ha enfrentado". Las autoridades ya han imputado a Perry un cargo de asesinato y han decretado para él una fianza de 800.000 dólares.

Perry se encuentra recluido en el Centro de Detención del Condado de Cibola y su abogado no ha hecho aún declaraciones. El juicio preliminar esta programado para el 3 de noviembre.