Publicado: 22.08.2014 15:09 |Actualizado: 22.08.2014 15:09

Así matan los drones de Estados Unidos en Irak

Publicidad
Media: 3.30
Votos: 10
Comentarios:

 

Estas imágenes muestran ataques recientes de drones de Estados Unidos contra supuestos yihadistas en las operaciones contra el Estado Islámico en Irak.

"Con los drones, la guerra, la más terrible de las opciones políticas que un gobierno puede decidir, se convierte en algo trivial, en un juego de ordenador en el que las víctimas no son más que difusas imágenes en una pantalla, por la que no se genera empatía alguna con la víctima", afirmaba esta semana el último informe del Centro Delàs de Justicia i Pau, que ha pedido prohibir su uso militar al considerar que "despierta fundadas alarmas morales".


 

El pasado domingo, el líder del grupo Estado Islámico, Abu Bakr al Baghdadi, sobrevivió a un ataque ejecutado por drones estadounidenses en la provincia iraquí de Nínive. "Estuvo a punto de morir en un ataque aéreo en el puesto fronterizo de Rabia, entre Irak y Siria, cuando se dirigía a la localidad siria de Raqqa", indicaron fuentes de la Inteligencia iraquí. Raqqa es uno de los bastiones del grupo yihadista en Siria.

Los bombardeos con drones estadounidenses se han disparado en los dos últimos meses en Afganistán e Irak

Por el momento, ni el Gobierno de Irak ni el de Estados Unidos, así como tampoco las autoridades de la región semiautónoma del Kurdistán iraquí, se han pronunciado sobre esta operación, que no ha sido verificada de forma independiente.

Obama también continúa enviado estos aviones no tripulados a Afganistán. Este miércoles seis talibanes fallecieron y dos resultaron heridos un bombardeo de estos aviones no tripulados en la provincia de Nangarhar, en el este del país.

Los bombardeos con drones estadounidenses se han disparado en los dos últimos meses en Afganistán con al menos ocho ataques desde julio, según las autoridades afganas.Al menos 30 talibanes murieron a comienzos de agosto en dos bombardeos con drones en la provincia de Nuristán, uno de los ataques más mortíferos con aviones no tripulados en Afganistán.