Publicado: 28.10.2016 10:33 |Actualizado: 07.11.2016 13:51

Michelle Obama en su primer acto con Hillary Clinton: "Tiene más experiencia que Barack y que Bill"

En un acto en Winston-Salem, Carolina del Norte, la primera dama acude a apoyar a la demócrata y señala que "nunca hasta ahora ha habido dos candidatos con unas visiones tan diferentes sobre quiénes somos y cómo avanzar como nación".

Publicidad
Media: 4
Votos: 1
Comentarios:
La candidata demócrata a la presidencia de Estados Unidos, Hillary Clinton, junto a la primera dama, Michelle Obama, en un acto de campaña. REUTERS/Carlos Barria

La candidata demócrata a la presidencia de Estados Unidos, Hillary Clinton, junto a la primera dama, Michelle Obama, en un acto de campaña. REUTERS/Carlos Barria

MADRID.- La primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, ha participado este jueves por primera vez en un acto de campaña de la candidata demócrata a la Presidencia, Hillary Clinton, a la que ha descrito como "una amiga".

"Por si la gente duda: Hillary Clinton es mi amiga. Ha sido amiga mía, de Barack (Obama) y de Malia y Sasha (hijas de la pareja)", ha dicho, asegurando que el expresidente Bill Clinton y su hija con Hillary, Chelsea, "han dado su apoyo" desde que Obama llegó a la Casa Blanca.



Asimismo, ha destacado la experiencia de Clinton en la Administración pública, afirmando que "es la persona candidata con más experiencia hasta la fecha, más incluso que Barack y que Bill".

"Está totalmente preparada para ser comandante en jefe (del Ejército) desde el primer día y sí, da la casualidad de que es una mujer", ha manifestado Michelle durante el acto, celebrado en la localidad de Winston-Salem, en Carolina del Norte.

La primera dama ha hecho además especial hincapié en la importancia de que los votantes acudan a las urnas el 8 de noviembre, argumentando que estos comicios "no son de republicanos contra demócratas (...) sino sobre algo mucho más grande". "Es sobre quién dibujará para nuestros hijos el país que les dejamos, no sólo para los próximos cuatro u ocho años, sino para el resto de sus vidas", ha indicado.

En este sentido, ha valorado que estas elecciones "no tienen precedentes", afirmando que "nunca hasta ahora ha habido dos candidatos con unas visiones tan diferentes sobre quiénes somos y cómo avanzar como nación".

"Un candidato tiene una visión anclada en la desesperanza. Una visión de un país débil y dividido, donde nuestras comunidades están en caos y nuestros ciudadanos son una amenaza. Este candidato aboga por enfrentarnos y construir muros", ha dicho, en referencia al candidato republicano, Donald Trump.

Así, ha defendido que los estadounidenses "quieren un presidente que entienda que este país fue construido por personas que vinieron de todos los puntos del planeta (...), alguien que entienda lo bueno que hay en todas las comunidades, no sólo lo malo".

"Queremos un presidente que se tome en serio este trabajo y tenga el temperamento y la madurez para hacerlo bien", ha dicho, en medio de constantes aplausos que han cortado su discurso.

Por último, Michelle Obama ha pedido "un presidente que valore y honre a las mujeres, que enseñe a los hijos e hijas que las mujeres son seres humanos con igual valor, que merecen amor y respeto".

Palabras de Clinton

Por su parte, Clinton ha hecho hincapié en que "la dignidad y el respeto por las mujeres van también a las urnas en estas elecciones", aplaudiendo a la primera dama "por su poderosa defensa de este valor fundamental".

"Seamos realistas. Como nuestra primera primera dama afroamericana, ha hecho frente a presiones que yo nunca sufrí, y las ha manejado con mucha gracia", ha dicho.

La participación de Michelle Obama en la campaña de Clinton podría aumentar sus apoyos entre la población joven y la comunidad afroamericana, entre los que la primera dama es muy popular.

La propia Clinton pidió el martes a sus seguidores que "no caigan en la complacencia" de cara a las elecciones, reclamando que no se haga caso a las encuestas e insistiendo en que "van a ser unas elecciones ajustadas".

La mayoría de las encuestas dan ventaja a Clinton de cara a las presidenciales, lo que ha llevado a Trump a denunciar que están manipuladas. si bien su jefa de campaña, Kellyanne Conway, ha reconocido que "están por detrás" de la candidata demócrata.