Público
Público

Muere en un polémico accidente de avión el juez que investigaba el escándalo de Petrobras

La próxima semana el magistrado Teori Zavascki iba a comenzar con las homologaciones de las delaciones premiadas de 77 ejecutivos de Oderbrecht que podrían afectar a los políticos más importantes del país. 

Publicidad
Media: 3.31
Votos: 16
Comentarios:
IMAGEN DE ARCHIVO: El juez Teori Zavascki llega a una sesión en el Tribunal Supremo en Brasilia, Brasil. / REUTERS

IMAGEN DE ARCHIVO: El juez Teori Zavascki llega a una sesión en el Tribunal Supremo en Brasilia, Brasil. / REUTERS

SAO PAULO.-  El juez del Tribunal Supremo Teori Zavascki, de 68 años, murió este jueves a primera hora de la tarde en un accidente de avión en la costa de Paraty (Rio de Janeiro). En la aeronave bimotor viajaban otras tres personas y hasta el momento se desconocen las causas del accidente.

La muerte del juez ha generado una gran conmoción en Brasil ya que era uno de los magistrados más conocidos del Supremo, especialmente por encargarse de la investigación Lava Jato, el mayor escándalo de corrupción del país de las últimas décadas. Zavascki se encargaba de juzgar a los políticos de más alto rango involucrados en la investigación, es decir, aquellos que por tener foro privilegiado sólo pueden ser juzgados por el Tribunal Supremo.

El magistrado Zavascki había acortado sus vacaciones para seguir estudiando el caso Lava Jato ya que la próxima semana iba a dar inicio a la homologación de los testimonios de 77 ejecutivos de la constructora Oderbrecht que habían firmado acuerdos de delación premiada, las conocidas “delaciones del fin del mundo”.

Desde el pasado diciembre se espera la publicación de la “lista Oderbrecht”, en la que supuestamente se encuentran centenas políticos de casi todas las esferas partidarias, muchos de ellos del núcleo duro del gabinete del presidente Michel Temer, quien también podría estar incluido.

Futuro incierto de Lava Jato

Tras conocerse la muerte del magistrado la primera pregunta en la cabeza de muchos brasileños fue cuestionarse qué sucederá con la operación Lava Jato, una investigación en la que buena parte del Congreso estaría involucrado. Según el artículo 38 del regimiento interno de la Corte, sería el propio presidente Michel Temer el encargado de elegir un nuevo juez que sustituyera a Zavascki y que se hiciera cargo de sus investigaciones.

Diversos jueces como Nelson Barbosa (ex presidente del Supremo) señalan que no sería una buena idea esa opción ya que habría un “claro conflicto de intereses”, porque Temer y su equipo formarían parte de la investigación. En este caso existe una brecha en el párrafo 68 del regimiento de la Corte que señala como “medida excepcional” que sea el presidente del Tribunal Supremo, en este caso la ministra Carmen Lúcia, quien decida un nuevo nombre para ocupar el asiento de Zavascki.

El juez del Supremo, Marco Aurélio, fue uno de los primeros en expresar su preocupación por el hecho de que la muerte de su compañero

Pero lo que más inquieta en el mundo jurídico y en las calles es el tiempo que puede llevar cualquiera de los dos trámites. El juez del Supremo, Marco Aurélio, fue uno de los primeros en expresar su preocupación por el hecho de que la muerte de su compañero pudiera atrasar los tiempos de la investigación: “No podemos esperar a que el presidente nombre a un nuevo ministro, ese trámite podría durar un año. Las investigaciones de Zavascki deben ser redistribuidas entre los compañeros y la elección de un nuevo juez debe ser a cargo de los ministros de segundo rango, que era al que pertenecía el fallecido”, dijo Marco Aurélio en la Folha de São Paulo.

La última palabra en relación a la sustitución del magistrado la tendrá la presidenta del Supremo, Carmen Lúcia, quien por ahora ha declarado que “tiene que pensar en la mejor opción”, pero no ha dado ninguna fecha para anunciar la decisión.

Accidente o atentado

Desde que se conoció la muerte del magistrado las teorías conspiratorias viralizaron en las redes. Incluso el site brasileño Catracalivre realizó una encuesta improvisada en la que preguntaba a los lectores si consideraban que había sido un accidente o un atentado. A las once de la noche del jueves 32.554 apoyaban la tesis del atentado, mientras que 1.1190 creían en la del accidente. En la mañana del viernes la encuesta fue eliminada.

En las redes se leían frases como “esto ha sido una quema de archivos”, “este es el final de la Operación Lava Jato” y algunos comparaban al asesinato del juez con el Caso Nisman de Argentina o con los atentados de los jueces italianos Falcone y Boresellino.

El hijo del magistrado Zavascki dejó un mensaje en el que denunciaba que tanto él como su padre estaban siendo amenazados

El pasado año el hijo del magistrado Zavascki, Franciso Prhen Zavascki, dejó en las redes sociales un mensaje en el que denunciaba que tanto él como su padre estaban siendo amenazados de muerte: “Sé que existen los más diversos movimientos para frenar la Lava Jato y confío en que la ley vencerá, pero alerto que si algo le pasa a mi familia, ustedes ya saben dónde buscar”. Ante estas declaraciones del pasado mes de mayo, su padre, reconoció que efectivamente había sido amenazado pero que no quería darle “ninguna importancia”.

Con la muerte del magistrado han vuelto a salir a la luz las grabaciones que publicó Folha de São Paulo quince días después de que asumiera la presidencia en funciones Michel Temer. En el diálogo entre el ex ministro de Temer, Romero Jucá, y el ex presidente de la compañía Transpetro (vinculada con Petrobras), Sérgio Machado, se hablaba de un “pacto para frenar la Lava Jato” y “acabar con esta sangría”. Jucá decía haber hablado con casi todo los ministros del Supremo quienes “estarían de acuerdo”, salvo con uno: “Son pocos tipos allí – en el Tribunal Supremo- a los que no tengo acceso, uno de ellos es Teori Zavascki, es un tipo muy cerrado, un burócrata”.

La Policía Federal y el Ministerio Público están a cargo de la investigación de la muerte del magistrado. El accidente también será investigado por el Centro de Investigación y Prevención de Accidentes Aeronáuticos (Cenipa). Hasta el momento no se tienen informaciones claras sobre lo que pudo suceder en el avión. El clima en la región de Paraty era lluvioso, y lo único confirmado hasta el momento es que no puede haber sido falta de combustible, ya que el tanque estaba medio lleno.

Según el periodista Cláudio Julio Tognolli, en una de las primeras líneas de investigación de la Policía Federal se habría descubierto que en una base de datos donde se permiten hacer consultas sobre todas las aeronaves del mundo, el avión en el que iba Zavascki habría recibido 1.885 consultas el pasado 3 de enero: “Conspiración o no, es la línea de investigación de la Policía Federal”, aseguró el periodista.