Público
Público

Mueren 26 personas en la explosión de una planta de gas en México

Se desconocen las causas del siniestro que ha afectado en la instalación, en la que operan unos 700 trabajadores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Al menos 26 personas han muerto por la explosión y posterior incendio en una planta de gas de Petróleos Mexicanos (Pemex) al noreste de México. Ha sido la propia empresa la que ha dado la cifra de víctimas y ha precisado que de los muertos cuatro eran trabajadores de la propia compañía de hidrocarburos y 22 de empresas subcontratadas. Fuentes médicas consultadas por el diario El Universal han cifrado en alrededor de 40 el número de heridos. La gran cantidad de personas afectadas ha llevado a que los heridos sean evacuados en ambulancias y en vehículos de las fuerzas de seguridad y de Pemex hacia centros sanitarios públicos y privados.

La explosión se ha producido alrededor de las 11.00 horas (18.00 horas en España) en el Centro Receptor de Gas y Condensados, ubicado en el kilómetro 19 de la carretera que une los municipios de Reynosa, del estado de Tamaulipas, y Monterrey. Pemex ya ha dado la situación por 'controlada', según un mensaje publicado en twitter. 'A las 12.40 horas (19.40 horas en España), el fuego ha quedado extinguido', ha explicado posteriormente en un comunicado.

De momento, se desconocen las causas del accidente, por lo que las autoridades han abierto una investigación. Si bien, uno de los heridos, Javier Álvarez, ha apuntado a la 'presurización', matizando que todo ocurrió muy rápido. Uno de los trabajadores precisó que en la planta siniestrada trabajan al menos 700 personas.

La Fiscalía mexicana investigará 'hasta las últimas consecuencias' las causas de la explosión. Después de un recorrido por las instalaciones, el director general de Pemex, Juan José Suárez Coppel, expresó las condolencias a los familiares de las víctimas y aseguró que la compañía ofrecerá todo el apoyo y se asegurará que las empresas que le prestan sus servicios también se hagan cargo de las familias de los empleados muertos.

Suárez Coppel afirmó que ya han solicitado la presencia de la Procuraduría General de la República (PGR) para que sus peritos investiguen las causas del siniestro y agregó que 'se llegará hasta las últimas consecuencias'. Asimismo, dijo que solicitarán la asesoría de empresas internacionales expertas en el análisis de este tipo de accidentes industriales para contribuir a esclarecer las causas del siniestro, aunque adelantó que los primeros informes apuntan a una posible fuga de gas.

Estas instalaciones de gas y condensado de Pemex se localizan muy cerca de la urbe mexicana de Reynosa, fronteriza con McAllen (Texas, EEUU), en un área de México de gran conflictividad por las acciones de los grupos del crimen organizado. 'Lo que si podemos decir es que no tenemos ninguna evidencia de que este incidente fue causado a propósito por algún tipo de atentado; toda la evidencia es que fue un accidente industrial', aclaró Suárez Coppel en la rueda de prensa.

La zona donde ocurrió el siniestro es una región en la que se extrae gas natural obtenido en la Cuenca de Burgos, una de las regiones más conflictivas debido a la presencia de los carteles de la droga, el del Golfo y el de Los Zetas, los cuales impiden a los trabajadores llegar a las instalaciones por temor a los asaltos y secuestros.08 Fuentes de Pemex han señalado en diversas ocasiones que los grupos criminales han secuestrado a sus funcionarios y empleados, lo que ha generado una reducción de la producción de gas.

Este accidente ha sido uno de los peores en la historia de la empresa, después de que, en diciembre de 2010, cerca de la ciudad central de Puebla la extracción ilegal de combustible en un oleoducto provocó una explosión que dejó 28 muertos, 52 heridos y más de 5.000 personas evacuadas. Otro accidente ocurrido en Pemex fue el registrado el 23 de octubre de 2007 en la plataforma Usumacinta, que dejó un saldo de 22 trabajadores muertos a 75 kilómetros de Ciudad del Carmen, en aguas frente al estado de Campeche, en el Golfo de México.