Publicado: 04.09.2013 18:00 |Actualizado: 17.12.2014 16:32

Así se mueve el negocio del espionaje masivo de las telecomunicaciones

WikiLeaks publica la tercera entrega de los Spyfiles, aportando datos nuevos, contratos y viajes de las empresas que se dedican a la venta de productos informáticos, especialmente diseñados para las agencias de inteligencia e interceptación de comunicaciones. España ha hecho adjudicaciones públicas al menos a cinco de ellas

Publicidad
Media: 4.33
Votos: 3
Comentarios:
Centro de monitorización de interceptaciones de la empresa Gamma Group.-

¿Qué tienen en común tres totales desconocidos como Carlos Gandini, Ray Hutton y Rudolf Winschuh? Los tres son agentes comerciales, trabajan para empresas que se dedican a la venta de productos informáticos destinados al espionaje y la interceptación masiva de comunicaciones, y han pasado por España en los primeros ocho meses de 2013. La industria privada de la inteligencia empieza a florecer tras el 11-S y ha conseguido facturar desde entonces miles de millones de dólares cada año. Público ha tenido acceso en exclusiva para España a la tercera entrega de los Spy Files, una colección de información recopilada por WikiLeaks sobre este tipo de compañías y que incluye folletos sobre el funcionamiento de sus dispositivos, contratos de algunas de ellas y un registro completo de los viajes de sus representantes a todos los rincones del planeta gracias al trabajo de la Unidad de Contraespionaje de WikiLeaks..

"La industria de la vigilancia trabaja mano a mano con gobiernos de todo el mundo para ayudarles a espiar de forma ilegítima a sus ciudadanos. Con escasa vigilancia y ninguna regulación efectiva, nos vemos involucrados en este tipo de espionaje sin límites en contra de nuestra voluntad y, frecuentemente, sin enterarnos", denuncia el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, quien asegura que su organización seguirá "comprometida con revelar y educar sobre los secretos de esta industria, con el objetivo de que juntos podamos construir el conocimiento y las herramientas para protegernos a nosotros mismos y a los demás".

Es imposible establecer, ojeando ese listado de visitas a nuestro país, si los protagonistas se han llegado a reunir con personas del Gobierno relacionadas con la industria. De hecho, ninguna de sus empresas han obtenido algún tipo de adjudicación pública hasta la fecha. Sin embargo, el simple hecho de que hayan estado en España resulta inquietante. Gandini trabaja para Gamma Group, una sociedad con tres filiales ─ Gamma TSE, Gamma Group International y G2 Systems ─ que vende a las fuerzas de seguridad de diferentes estados dispositivos que van desde furgonetas de vigilancia y seguimiento hasta infraestructuras para interceptar y controlar todas las comunicaciones telefónicas de una red. Directo a tu móvil

Su producto estrella, no obstante, se llama FinFisher, un software que permite vigilar a un individuo a través de su ordenador o teléfono móvil con tan sólo un clic, el que la persona espiada hace cuando acepta la instalación de la actualización de un determinado programa o aplicación.

Gamma Group está en la lista de los Cinco enemigos de internet que elabora cada año Reporteros Sin Fronteras porque considera que sus productos son empleados para violar sistemáticamente los derechos humanos en algunos países espiando a activistas, disidentes o periodistas. La empresa de Gandini, que además de España ha visitado hasta finales de agosto otros 14 países ─ entre los que se encuentran Guinea Ecuatorial, Congo, Emiratos Árabes, México, Líbano y Marruecos ─ ha sido acusada de vender el FinFisher al Egipto de Mubarak y a Bahréin en plena Primavera Árabe. Según los documentos de WikiLeaks, no hay duda de que lo instaló en Turkmenistán.

Hutton es asesor de preventas en Telesoft Technologies. Según los registros de WikiLeaks, pasó cuatro días el pasado mes de febrero en España. Telesoft está especializada en la interceptación, localización, monitorización y análisis masivo de datos a través de internet y de la telefonía móvil. Por su parte, Winschuh, es director de desarrollo de negocio de Utimaco Safeware y aunque su paso por nuestro país es circunstancial, el trabajo de su compañía no lo es. Utimaco vende hardware destinado a operadores y agencias de inteligencia en 70 países del mundo, que sirven para el almacenamiento masivo de datos, la inspección y análisis de los mismos y la monitorización y vigilancia de redes. En noviembre de 2011, Bloomberg informó de que la empresa italiana Area Spa había provisto al régimen de Bashar al Asad en Siria de equipos Utimaco.  Hacking Team - Remote Control System 'La Solución'

Precisamente en Italia está establecida Hacking Team, otra de las empresas dentro de la lista de los Cinco enemigos de internet, que comercializa 'La Solución': el Remote Control System (RCS), que al estilo del FinFisher de Gamma, permite espiar en remoto a una persona en cualquier parte del mundo instalando en sus dispositivos electrónicos un troyano. El producto ha sido concebido "sólo para gobiernos" y el vídeo de presentación, en el que se desenmascara a un joven con el gesto de las caretas de Guy Fawkes que puso de moda Anonymous es digno de una película de Hollywood. El RCS permite interceptar los datos de los navegadores, de aplicaciones como Skype, de redes sociales como Facebook, los correos electrónicos, la localización y las llamadas telefónicas del "objetivo" en cuestión. Uno de sus comerciales, Marco Bettini, ha pasado dos veces por España entre abril y junio de 2013.  Hacking Team ha estado en entredicho por vender el RCS a Marruecos y Emiratos Árabes por la sospecha de que hayan servido para reprimir a disidentes y periodistas 

Hacking Team fue uno de los protagonistas de las anteriores publicaciones de WikiLeaks al haber sido acusada de vender el RCS a Emiratos Árabes y Marruecos, que a su vez lo habrían empleado para atacar a bloggers y periodistas en 2012. Jean Marc Manach, colaborador de Rue 89, medio digital con la exclusiva de los Spy Files 3 en Francia, consiguió contactar con un portavoz de la compañía, que al ser cuestionado por los viajes de Bettini y otro comercial, Mustafá Maana, a esos dos países este mismo año, negó las alegaciones: "Hemos investigado las acusaciones sobre Marruecos y Emiratos Árabes Unidos, sin embargo, ni compartimos el contenido de las informaciones, ni publicamos las conclusiones de nuestra investigación, ni vamos a dar publicidad a las acciones que podamos tomar. Nos hemos negado a hacer negocios con posibles compradores basándonos en la probabilidad de que nuestro software sea utilizado para la represión".

La compañía italiana, con sede en Milán, aseguró a Manach que no venden 'La Solución' a países que se encuentran "dentro de las listas negras de EEUU o la UE" y que dejan "de prestar servicio a los países que lo emplean con fines ilícitos". Los otros visitantes

Por España han pasado en los últimos meses representantes de otras tres empresas del sector. Se trata de Rohde Schwartz, Verint Solutions y Hidden Technology. La primera, con una filial instalada en Madrid y Barcelona, ha sido la adjudicataria de numerosos contratos públicos tal y como se puede comprobar en la página web de la Plataforma de contratación del Estado. Está especializada en telecomunicaciones y la mayor parte de esas adjudicaciones se limitan a la instalación, mantenimiento o soporte técnico para el Ejército del Aire.

Hidden Technology ocupa un amplio espectro del mercado. Sus servicios y productos abarcan desde la seguridad de personajes públicos o famosos hasta el seguimiento de individuos vía GPS, pasando por hardware y software específico para la vigilancia de las fuerzas de seguridad. Está asentada en Reino Unido y no tiene filial en España. Su proveedor oficial aquí es Hisparasa, que colabora también como intermediario con otras empresa de ciberseguridad y defensa y ha obtenido multitud de contratos públicos. La mayor parte de ellos, eso sí, se refieren a la adquisición de material para el cuerpo de artificieros o para Salvamento Marítimo. 

Verint tiene filial en Madrid y presta servicios a empresas en forma de aplicaciones para mejorar la calidad de los servicios de atención al cliente ─Securitas Direct utiliza el Impact 360 de Verint─. Pero también se dedica al negocio de la inteligencia de seguridad, tiene contratos con los gobiernos de EEUU y Reino Unido y en su web española ofrece sus servicios en la interceptación de comunicaciones, ciberinteligencia, localización de telefonía móvil, inteligencia web e inteligencia táctica de comunicaciones. Su representante, Avner Turniansky, ha pasado largas temporadas en 2012 y 2013 en nuestro país. El vídeo promocional de su servicio de inteligencia, comparado con el de Hacking Team, parece dirigido a niños pequeños, pero la imagen de empresa es una cosa, y el uso que se puede llegar a hacer de sus soluciones en espionaje, otra.
Repuestos para el Ejército

En esta serie de los Spy Files WikiLeaks ha recopilado un total de 249 documentos correspondientes a 92 empresas del sector.  Una de ellas, es la española Agnitio, que trabaja con hardware y software para el reconocimiento de voz. Tres más han tenido algún tipo de relación con el Estado. Cassidian, Thales y Harris, a través de su proveedor oficial en España, RFE, proporcionan material de telecomunicaciones para el Ejército, la Guardia Civil, Salvamento Marítimo o los servicios de seguridad en las fronteras.

Etiquetas