Público
Público

Las nuevas reformas de Al Asad tampoco apaciguan Siria

Los manifestantes vinculan el destino del presidente sirio con el de Gadafi

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La oposición siria ha rechazado frontalmente el paquete de reformas políticas que el domingo pasado propuso Bashar al Asad con la intención de democratizar el país, según asegura. Estas medidas prevén la legalización de partidos políticos distintos al oficialista Baaz y la celebración de elecciones parlamentarias en febrero de 2012.

Miles de sirios salieron el domingo por la noche a la calle, justo después de que concluyera la entrevista con Al Asad que difundieron en directo la televisión siria y otros canales árabes. Los manifestantes, que volvieron hoy a protestar, coreando consignas contra el régimen mientras vinculaban el destino de Al Asad con el del líder libio, Muamar Gadafi.

Bashar al Asad, por su parte, no perdió el tiempo y la agencia SANA informó de que aprobó el decreto número 28 de 2011 que crea el Comité de Asuntos de los Partidos, que, en el marco de la Ley de Partidos, velará porque las nuevas formaciones que se registren cumplan la ley. Este comité estará presidido por el ministro del Interior y lo integrarán cuatro expertos en asuntos legales.

A principios de agosto, Al Asad aprobó un primer decreto sobre la creación de los partidos políticos y su funcionamiento, en el que se decía, entre otras cosas, que las fuerzas políticas no pueden responder a un ideario religioso o sectario y deben ser globales, es decir abarcar todo el Estado y no sólo regiones específicas. Un segundo decreto presidencial, también de principios de agosto, estipula las condiciones en las que se celebrarán las elecciones legislativas.