Publicado: 28.04.2015 21:21 |Actualizado: 28.04.2015 21:21

Obama ve un auge "preocupante" de
la violencia policial
contra negros en EEUU

El presidente de EEUU condena los disturbios en Baltimore y defiende que ciertos departamentos de la Policía deberían hacer un "examen de conciencia". 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Barack Obama, junto al primer ministro japonés Shinzo Abe. - REUTERS

Barack Obama, junto al primer ministro japonés Shinzo Abe. - REUTERS

WASHINGTON.- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, opinó este martes que las múltiples denuncias de violencia policial contra negros en el país plantean "preguntas preocupantes", pero la respuesta no debe limitarse a reflexionar sobre la Policía, sino sobre las causas de pobreza y criminalidad entre los jóvenes.

"Hemos visto demasiadas instancias de lo que parecen ser policías interactuando con individuos, principalmente afroamericanos, a menudo pobres, con unas formas que plantean preguntas preocupantes", dijo Obama en una conferencia de prensa después de reunirse con el primer ministro japonés, Shinzo Abe.

Obama recordó que, desde los disturbios en Ferguson (Misuri) por la muerte de un joven negro a manos de un policía blanco en agosto de 2014, la tensión ha crecido y ahora hay protestas en distintas comunidades del país "una vez a la semana o cada dos semanas". "Lo que yo diría es que esto ha sido una crisis que se ha desarrollado lentamente. Esto lleva sucediendo mucho tiempo. Esto no es nuevo, y no deberíamos fingir que es nuevo (...). Esto lleva ocurriendo décadas", indicó Obama.



El mandatario se pronunció así después de condenar los disturbios del lunes por la noche en Baltimore (Maryland), que se saldaron con 15 policías heridos, 202 arrestos y 144 vehículos incendiados.Obama recordó que ha creado un grupo de trabajo para "reconstruir la confianza" en la policía, y trabajar con esas agencias de seguridad para que "se cambien a sí mismas".

"Pero no podemos dejar esto únicamente a la Policía. Creo que hay departamentos de policía que tienen que hacer un examen de conciencia. Creo que hay algunas comunidades que tienen que hacer un examen de conciencia. Pero sobre todo creo que nosotros, como país, tenemos que hacer un examen de conciencia", sostuvo.

"Sin excusar las actividades criminales en estas comunidades, si tenemos comunidades empobrecidas y despojadas de oportunidades, donde los niños nacen en la extrema pobreza, cuyos padres (...) no pueden cuidar de ellos, es más probable que esos jóvenes acaben en la cárcel o muertos a que vayan a la universidad", añadió.

En esas comunidades, continuó, "no hay inversión" y "la industria de las drogas acaba siendo el principal empleador para mucha gente". "Si creemos que en esos entornos bastará con enviar a la Policía a hacer el trabajo sucio de contener los problemas, sin decir, como nación y como sociedad, lo que podemos hacer para cambiar esas comunidades, para dar oportunidades a esos chicos, no vamos a resolver este problema", advirtió Obama.

En cambio, si hay una verdadera "seriedad" a la hora de resolver el problema, el país debe "pensar en lo que se puede hacer para proporcionar educación temprana a los niños, reformar el sistema de justicia criminal para que no sea solo una tubería de la escuela a la prisión" e "invertir" para que la gente encuentre trabajo.

Obama defendió que "buena parte" de su agenda como presidente "marcaría una diferencia" en ese sentido, aunque admitió que el Congreso no parece dispuesto a hacer "grandes inversiones en comunidades urbanas". Opinó, no obstante, que el problema podría resolverse con una "movilización política" en la que "todo el mundo dijera que esto es importante, que es significativo", que no solo se presta atención a estas comunidades cuando hay disturbios o "disparan a un joven", sino "todo el tiempo".