Publicado: 01.09.2015 17:01 |Actualizado: 01.09.2015 17:01

La ONU confirma con imágenes de satélite la destrucción de dos templos en Palmira por el Estado Islámico

La directora de la Unesco califica de "crimen intolerable contra la civilización" las acciones del grupo yihadista en la ciudad milenaria siria

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:
Imagen de la ONU desde satélite de la ciudad antigua de Palmira en el centro de Siria antes (arriba) y después (abajo) de la destrucción del antiguo templo de Bel por parte del Estado Islámico. REUTERS
Imagen de la ONU desde satélite de la ciudad antigua de Palmira en el centro de Siria antes (arriba) y después (abajo) de la destrucción del antiguo templo de Bel por parte del Estado Islámico. REUTERS

Imagen de la ONU desde satélite de la ciudad antigua de Palmira en el centro de Siria antes (arriba) y después (abajo) de la destrucción del antiguo templo de Bel por parte del Estado Islámico. REUTERS

PARÍS.- La ONU ha confirmado la destrucción de dos importantes templos de la antigua ciudad siria de Palmira por parte del grupo terrorista Estado Islámico gracias a imágenes vía satélite que muestran los escombros a los que han quedado reducidos ambos.

El Intituto para la Formación y la Investigación de la ONU/Programa sobre Aplicaciones Operacionales de Satélite (UNITAR/UNOSAT), que se encarga de analizar este tipo de imágenes, ha publicado tres fotos en su cuenta de Twitter en las que se muestra la destrucción del templo de Baal Shamin y del templo de Bel. [FOTOGALERÍA: ASÍ ERA EL TEMPLO DE BEL]



El grupo terrorista, que se hizo con el control de Palmira el pasado mayo, ya había publicado la semana pasada varias fotos en las que se mostraba como sus milicianos colocaban gran cantidad de explosivos en el interior del templo de Baal Shamin, un monumento de 2.000 años de antigüedad, situado a decenas de metros del teatro romano, y lo hacían saltar por los aires.

Este domingo, el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos había informado de la destrucción del templo de Bel, pero hasta ahora no había confirmación gráfica de la misma. "Desgraciadamente las imágenes que hemos adquirido muestran que el edificio principal del templo (de Bel) ha sido destruido", ha indicado el director de UNOSAT, Einar Bjorgo, a la BBC, añadiendo que también han quedado destruidas unas columnas cercanas.

La directora general de la Unesco, Irina Bokova, calificó de "crimen intolerable contra la civilización" la destrucción del templo de Bel en Palmira, que la agencia de la ONU para la Educación, la Ciencia y la Cultura considera "un los monumentos religiosos más importantes del siglo I a. C. en Oriente". "La destrucción de Palmira constituye un crimen intolerable contra la civilización, pero no borrará nunca 4.500 años de historia", declaró Bokova en un comunicado.

Palmira, cuyas ruinas grecorromanas están incluidas en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, es considerada una reliquia única del siglo I a. C. y una pieza maestra de la arquitectura y del urbanismo romano por las columnas de su famosa calle principal y por sus templos, entre ellos el de Baal.

Esta localidad fue en los siglos I y II d.C. uno de los centros culturales más importantes del mundo antiguo y punto de encuentro de las caravanas en la Ruta de la Seda, que atravesaban el árido desierto del centro de Siria.