Público
Público

La OTAN exige a Israel la "liberación inmediata" de los activistas

El secretario general del organismo se suma a las peticiones de la ONU y la UE en favor de una investigación "rápida y transparente del incidente"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, ha exigido a Israel la 'liberación inmediata' de los los ocupantes y buques que integraban la 'Flotilla de la Libertad' atacada el lunes por soldados israelíes.

Rasmussen, en un comunicado de terminología muy medida, condenó 'los hechos que han conducido a esta tragedia' y lamentó la pérdida de vidas y otras víctimas causadas 'por el uso de la fuerza durante el incidente en el convoy que se dirigía a Gaza'. El responsable de la OTAN se sumó a las peticiones de Naciones Unidas y la Unión Europea en favor de una investigación 'rápida, imparcial, creíble y transparente del incidente'.

La nota fue emitida tras una reunión extraordinaria de los embajadores de los 28 países miembros de la Alianza, que fue solicitada por Turquía. En esa reunión hubo 'un extenso intercambio' de puntos de vista, según indicó el secretario general, aunque no ofreció más detalles.

Por su parte, el Gobierno israelí ha calificado de 'inaceptable' la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU. El ministro de Exteriores israelí, Avigdor Lieberman, tras mantener un encuentro con el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, ha denunciado la 'la hipocresía y el doble rasero que están echando raíces en la comunidad internacional en lo relativo a Israel'.

'Entraron (en el barco) y empezaron a disparar a la gente'

El titular de Exteriores de Israel defiende su postura al recordar los centenares de muertos en Tailandia, Afganistán, Pakistán, Irak e India y se extraña ahora de que la comunidad internacional condene a Israel por lo que considera 'acciones indudablemente defensivas de los ataques de una panda de matones y partidarios del terrorismo que habían preparado palos, barras de metal y cuchillos antes de la confrontación'.

Diferente opinión tiene la cineasta brasileña Iara Lee, que se encontraba en la llamada 'Flotilla de la Libertad', quien en todo momento no dudaba del ataque de Israel. Sin embargo, sí se ha mostrado sorprendida de que el asalto se produjera en aguas internacionales.

'Entraron (en el barco) y empezaron a disparar a la gente', contó Lee, quien explicó que sólo oyó los disparos porque los asaltantes trasladaron a las mujeres a la bodega de la embarcación. 'Los soldados nos decían que éramos terroristas', declaró la activista, quien explicó que los militares israelíes 'iban vestidos de negro, con armas gigantescas, como si estuviesen en una guerra'.

Lee es una de los más de 600 activistas que han sido detenidos. La cineasta se ha negado a volver voluntariamente a Brasil, como han hecho dos de los tres activistas españoles, por lo que fue trasladada hasta la prisión de la ciudad israelí de Beer Sheva, donde está a la espera de ser deportada.

La tercera activista, Laura Arau sí ha aceptado la repatriacion voluntaria tras pasar varias horas encarcelada, según ha informado el embajador español en Israel, Alvaro Iranzo.

46 activistas están hospitalizados, nueve de ellos con heridas graves

Alrededor de 700 activistas han sido procesados en la ciudad portuaria israelí de Ashdod y sus alrededores, adonde fueron conducidos los seis barcos de la flotilla después de ser capturados por la Armada hebrea. La mayoría de los detenidos son turcos, pero también figuran entre ellos israelíes, palestinos, estadounidenses y numerosos europeos -políticos, intelectuales, periodistas e incluso un superviviente judío del Holocausto-.   

De todos los activistas que participaban en la Flotilla de la Libertad, 629 van a ser encarcelados al negarse a firmar el acta de deportación mientras Israel sopesa otras opciones legales. Cerca de 50 ya han sido repatriados y 46 se encuentran hospitalizados en varios centros médicos de Israel, nueve de ellos con heridas graves, según han informado las autoridades israelíes citadas por la edición digital del diario Haaretz.