Público
Público

El Papa vincula el cambio climático al modelo de desarrollo 

El pontífice presenta hoy su encíclica sobre medio ambiente en el que responsabiliza a los países ricos y pide un cambio urgente.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

El papa Francisco besa la frente a un bebé durante la audiencia general de los miércoles celebrada en la Plaza de San Pedro. EFE

CIUDAD DEL VATICANO. -La nueva encíclica del Papa dedicada a la protección del medio ambiente y contra el cambio climático promete sacudir consciencias y polémicas. 

En el escrito personal y elocuente de 192 páginas "Laudato Si (Alabado Sea), Sobre el Cuidado de Nuestro Hogar Común", Francisco ahonda en el cambio climático, lo que ha generado la ira de los conservadores escépticos, incluyendo dos candidatos presidenciales católicos republicanos de Estados Unidos.

El martes, Jeb Bush, un católico converso, dijo: "Mi política económica no me la dictan mis obispos o mis cardenales o mi Papa".

El documento es el más controvertido de la Iglesia desde que la encíclica del Papa Pablo VI en 1968 Humanae Vitae consagró la prohibición de la anticoncepción.

"Este hogar nuestro está siendo arruinado y eso afecta a todos, especialmente a los pobres", dijo en su audiencia general semanal. "La mía es una apelación a la responsabilidad (...) Les pido a todos que reciban este documento con un espíritu abierto", agregó.

Un primer borrador del docuemento en italiano fue filtrado el lunes por el semanario L'Espresso. El Vaticano ha dicho que no era la versión final, pero se espera que cualquier diferencia sea cosmética.

El título está tomado de "El Cántico de las Criaturas", un himno de San Francisco de Asís que alaba la creación. El Papa argentino tomó su nombre del santo del siglo XIII.

En su encíclica, Francisco respalda abiertamente a los científicos que dicen que el calentamiento global es causado principalmente por el hombre y afirma que los países desarrollados tienen una responsabilidad particular para detener esa tendencia que afectará sobre todo a los más pobres.

En el documento, dividido en seis capítulos, el primer Papa hispanoamericano dice que el mundo podrá ver la destrucción de ecosistemas enteros este siglo si no se da una acción urgente sobre el cambio climático.

Al convertir la protección ambiental en un imperativo moral, Francisco podría estimular a los 1.200 millones de católicos del mundo a presionar a los políticos sobre temas ecológicos de cara a la importante cumbre del clima que se celebrará en París en diciembre y en la que se tendrá que negociar un acuerdo sustituto del protocolo de Kioto.