Público
Público

El Parlamento de Venezuela acusa a Maduro de dar un "golpe de Estado" y pide la intervención del Ejército

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) ha asumido las "competencias parlamentarias" de la Asamblea Nacional al acusarla de desacato. La oposición anuncia movilizaciones y la OEA considera que es un "autogolpe de Estado".

Publicidad
Media: 2.75
Votos: 4
Comentarios:

El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela (AN), el opositor Julio Borges (c), habla durante una rueda de prensa, desde el Palacio Legislativo. /EFE

El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Julio Borges, ha acusado al presidente del país, Nicolás Maduro, de dar un "golpe de Estado" por el fallo del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que arrebata a la sede legislativa sus poderes y ha urgido a la ciudadanía y a las Fuerzas Armadas a responder.

El TSJ ha asumido las competencias de la Asamblea Nacional por considerar que sigue en "desacato" y lo ha hecho a través de un fallo en el que autoriza a Maduro a constituir empresas mixtas sin control parlamentario.

Borges ha calificado esta sentencia de "basura" y ha anunciado que el Parlamento la desoirá porque "los diputados están obligados a desconocer cualquier sentencia que viole la Constitución y las leyes". "Es nula", ha sostenido.

El líder opositor ha explicado que el objetivo de esta resolución judicial es que Maduro pueda "concentrar todo el poder en sus manos" para "hacer las leyes que le dé la gana, endeudar al país como le dé la gana y perseguir a los venezolanos como le dé la gana".

El objetivo inmediato, ha subrayado, es "evitar el control del Parlamento al otorgamiento de contratos de exploraciones petroleras a empresas extranjeras". "Maduro está regalando la riqueza del pueblo venezolano", ha denunciado.

A este respecto, Borges ha advertido a todas las compañías que accedan a estos contratos que se trata de negocios jurídicos "nulos" porque se basan en una sentencia "nula" y que serán "desconocidos" cuando, "más pronto que tarde", haya un cambio de Gobierno en Venezuela.

"Estamos ante un golpe de Estado con todas las letras", ha aseverado y ha advertido a los magistrados del TSJ de que "no van a salir impunes" porque la Asamblea Nacional "va a hacer las demandas necesarias dentro de Venezuela" y en "todas las instancias internacionales".

Convocan a acciones de calle

Borges ha criticado además que se trata de "una sentencia contra el pueblo venezolano" porque con ella las autoridades pretenden "pasar por encima" de la voluntad de cambio expresada en las elecciones parlamentarias de 2015, que dieron la mayoría a la oposición. "Creen que van a seguir negando la realidad de pobreza, de hambre, de violencia que tiene el país (...) Maduro cree que desconociendo la Constitución va a salvarse de la decisión de cambio del pueblo venezolano (...) pero el mundo entero está pidiendo democracia en Venezuela", ha dicho.

"Lo único que le queda es el miedo" y por ello ha llamado a los venezolanos a "ponerse de pie". "Y así lo haremos, convocamos a acciones de calle y esperamos que el pueblo nos acompañe", ha pedido el jefe parlamentario.

"No podemos dejar de hacer un llamado a la Fuerza Armada", ha añadido. Para Borges "no puede seguir silente, no puede seguir callada frente a la ruptura de la Constitución", por lo que ha hecho un llamamiento a los militares "para que sean los primeros guardianes de la democracia y se conviertan en parte de la solución".

El coordinador nacional de Voluntad Popular, Freddy Guevara, ha recordado en este sentido que los artículos 333 y 350 "facultan y ordenan a desconocer cualquier acción o régimen ilegítimo y arbitrario" y ha instado a los venezolanos a "organizarse" para que "no sea una mera declaración".

"Debemos articularnos --oposición, pueblo, diputados y sectores sociales-- a fin de hacer valer nuestra Carta Magna y hacer imposible de ejecutar y obedecer toda decisión inconstitucional que emane del TSJ en este momento en el que las acciones del Gobierno, junto a su brazo judicial, violan la Constitución de forma descarada", ha señalado.

La OEA lo tacha de "autogolpe de Estado"

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, tachó de "autogolpe de Estado" la decisión del Tribunal Supremo de Venezuela de sustituir en sus funciones al Parlamento, controlado ahora por la oposición al Gobierno de Nicolás Maduro. "Aquello que hemos advertido lamentablemente se ha concretado", sentenció el secretario general de la OEA en un comunicado.

"Las dos sentencias del TSJ de despojar de las inmunidades parlamentarias a los diputados de la Asamblea Nacional y de asumir el Poder Legislativo en forma completamente inconstitucional son los últimos golpes con que el régimen subvierte el orden constitucional del país y termina con la democracia", agregó el Almagro.

Capriles: "Se ha dado un 'Madurazo'"

El gobernador opositor venezolano Henrique Capriles ha denunciado que en su país se ha dado un "Madurazo" y pidió a la OEA que convoque "de emergencia" a su Consejo Permanente. "Lo que ocurrió en la madrugada de ayer no hay otra forma para calificarlo, en Venezuela (...) se materializó un golpe de Estado, usted no puede calificarlo de otra forma", advirtió Capriles durante una rueda de prensa en Bogotá.

Por su parte, la también líder opositora María Corina Machado ha considerado que, ante este "golpe de Estado formal y declarado", la Organización de Estados Americanos (OEA) "debe hacerse respetar y actuar ya".

El Consejo Permanente de la OEA se reunió el pasado martes para discutir el informe sobre Venezuela del secretario general, Luis Almagro, que pide activar la Carta Democrática contra el país para suspenderle como miembro hasta que recupere la normalidad democrática.

"Los países de la OEA tienen la obligación de acompañarnos", ha sostenido y ha urgido a activar la Carta Democrática y a que los venezolanos, incluidos los militares, se unan en las calles hasta propiciar la caída del Gobierno de Maduro."
"Hoy, la aplicación de la Carta democrática se justifica plenamente. Hay una ruptura del orden constitucional ¡Estamos en dictadura!", ha defendido, por su parte, Lilian Tintori, mujer del líder de Voluntad Popular, Leopoldo López.

El gobierno niega el golpe de estado

El gobierno de Nicolás Maduro, por su parte, ha negado que se haya producido un golpe de estado y  ha anunciado que se tomarán acciones diplomáticas ante las injerencias de los gobiernos regionales.  "Venezuela repudia los gobiernos de derechas que atentan contra el estado de derecho y el orden constitucional" ha puntualizado la ministra del Poder Popular para las Relaciones Exteriores, Delcy Rodríguez.

En un comunicado, emitido desde la cancillería del gobierno, se ha querido explicar la situación política que el país vive, argumentando que las instituciones venezolanas "han adoptado correctivos legales para detener la desviada y golpista actuación de los parlamentarios opositores declarados abiertamente en desacato a las decisiones".