Público
Público

Pekín acusa a Pyongyang de matar a tiros a tres chinos

Las muertes pueden enfriar la alianza política y comercial

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Pekín lanzó ayer una dura acusación contra Pyongyang: denunció que agentes norcoreanos mataron a disparos a tres ciudadanos chinos en una zona fronteriza entre los dos países la semana pasada. Es inusual que el principal aliado político y comercial de Corea del Norte critique a su vecino; por eso, se ha interpretado como un indicio de que Pekín está dispuesto a adoptar una posición más dura contra Pyongyang.

En rueda de prensa, el portavoz de Exteriores chino, Qin Gang, dijo que tres ciudadanos chinos murieron y uno resultó herido cuando fueron atacados 'bajo sospecha de llevar a cabo actividades comerciales ilegales en Dangdong'.

Esta ciudad es un puerto fronterizo clave para el comercio bilateral entre China y Corea del Norte, uno de los mayores proveedores de recursos naturales al gigante asiático. La ciudad es también un destino popular para los turistas chinos que deseen visitar Corea del Norte, en la orilla opuesta del río Yalu.

El portavoz aseguró que el Gobierno chino ha presentado una queja formal a Corea del Norte sobre el incidente. 'China le ha dado una gran importancia a este caso y ha presentado una queja formal a Corea del Norte. Ahora, debe llevarse a cabo una investigación', añadió Qin.

La comunidad internacional está pendiente de la aprobación de nuevas sanciones contra Corea del Norte

La acusación llega en el momento en que la comunidad internacional está pendiente de la aprobación de nuevas sanciones contra Corea del Norte por el hundimiento del buque surcoreano Cheonan, que provocó la muerte de 46 marinos del Sur. El presidente surcoreano, Lee Myung-Bak, ha llevado el caso al Consejo de Seguridad de la ONU, con el apoyo de EEUU, pero para que se aprueben las sanciones son necesarios los votos de China y Rusia.

Hasta ahora, Pekín se ha resistido a condenar al régimen liderado por Kim Yong-il por el hundimiento del buque de guerra. A principios de mayo, Kim llevó a cabo una visita secreta por China en la que sereunió con el presidente chino, Hu Jintao. Ambos dirigentes acordaron continuar la cooperación económica bilateral, estratégica para la supervivencia de Corea del Norte.

Según los analistas, los dirigentes chinos quieren que Corea del Norte inicie un proceso de reforma y apertura económica similar al adoptado por China en los últimos 30 años. En un inusitado gesto de relaciones públicas, el hijo mayor de Kim Yong-il, Yong-nam, concedió hace pocos días una entrevista a medios de comunicación surcoreanos, durante la visita que realizó a Macao, el Las Vegas de China.