Publicado: 18.02.2014 23:20 |Actualizado: 18.02.2014 23:20

La peor jornada de protestas en Kiev causa 25 muertos y cientos de heridos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Al menos 25 personas, nueve de ellas policías, murieron en las últimas 24 horas a consecuencia de los violentos disturbios que continúan en Kiev, según datos actualizados por los ministerios de Interior y Sanidad de Ucrania.

Los enfrentamientos entre manifestantes y antidisturbios comenzaron en la mañana de ayer y continuaron durante toda la noche, con la plaza de la Independencia (conocida como el Maidán) cercada por la policía. 14 personas murieron durante el martes y varias más habrían muerto esta madrugada, según informaciones no confirmadas por fuentes oficiales.

Algunos cadáveres habrían sido llevados al monasterio Mijáilovski, próximo a la plaza de la Independencia, corazón de las multitudinarias protestas populares que empezaron hace tres meses contra el presidente ucraniano, Víktor Yanukóvich, tras su negativa a firmar el Acuerdo de Asociación con la Unión Europea. (ver fotogalería )

Al menos 114 personas han sido hospitalizadas, según el ministerio de Sanidad, mientras que otras fuentes calculan que el número total de heridos en los disturbios se cuenta por centenares.

La sociedad médica "Medichna Varta" (Guardia médica) informó de la muerte por herida de bala del periodista Viacheslav Vereméi, redactor del periódico local Vesti, quien fue atacado esta madrugada por radicales cuando volvía en taxi del trabajo junto a otro colega. Vereméi falleció en la ambulancia, mientas que su compañero ingresó en el hospital con diversos traumatismos.

Miles de manifestantes resisten a esta hora en el Maidán el asalto de las fuerzas antidisturbios Berkut y las tropas del ministerio de Interior, que empezaron anoche el desalojo forzoso del bastión de la oposición.

Arden las barricadas y algunas tiendas de campaña en una pared de fuego que ha separado durante toda la noche a policías y manifestantes.

Los opositores alimentan el fuego con neumáticos y resisten a las fuerzas de seguridad con lanzamiento de piedras, petardos, cócteles molotov y fuegos artificiales, mientras la policía responde con granadas aturdidoras e intenta apagar el fuego con camiones lanzaagua.

Los antidisturbios avanzaron desde la última hora del martes en dos direcciones hacia la plaza y dejaron despejadas otras dos para permitir a los manifestantes abandonar la plaza.

La violencia en el centro de Kiev, con decenas de heridos de bala en ambos bandos, se desató el martes por la mañana durante la marcha de miles de manifestantes hacia la Rada Suprema (Parlamento ucraniano), justo después de que entrara en vigor la amnistía para todos los detenidos en las protestas de los últimos tres meses.

Los enfrentamientos empezaron cuando la policía intentó impedir el paso de una multitudinaria marcha opositora para demandar la restitución de la Constitución de 2004, que limitaría los poderes del presidente, estallaron los enfrentamientos.

El presidente de Ucrania, Viktor Yanukovich, convocó esta madrugada una reunión de emergencia con los principales dirigentes opositores para tratar de contener la escalada de violencia y les acusó de haber llamado a los manifestantes a las armas. "Pagarán ante la Justicia", dijo.

"Los participantes en las acciones de protesta intentan tomar el Ayuntamiento de Kiev, queman neumáticos y lanzan cócteles Molotov contra el edificio", informaba ayer el Ministerio de Interior ucraniano a las agencias locales. Al mismo tiempo, la web oficial del propio Ayuntamiento informó de un incendio en el edificio, donde se encuentra el alcalde en funciones de la ciudad, Vladímir Makéyenko.

La oficina en Kiev del Partido de las Regiones, la formación del presidente Viktor Yanukovich, también ha sido víctima de la furia opositora. Enmascarados, ataviados con cascos y armados con bates y palos de madera, derribaron la puerta de la sede, lanzaron varios petardos e incendiaron un coche en el patio interior del edificio.

Según las agencias locales, se podía ver humo saliendo del patio del inmueble, que se encuentra en la calle Lipski, en el centro de la capital ucraniana.

Por su parte, el Gobierno habría utilizado francotiradores para disolver las protestas en la calle Institutska, según publicaban los medios locales, mientras efectivos antidisturbios ucranianos rodearon la plaza de la Independencia (Maidán) en Kiev, tras el ultimátum dado por las autoridades a los manifestantes opositores para que pongan fin a la violencia.

Los enfrentamientos más violentos se registraron durante la mañana en tres zonas aledañas a la Rada Suprema (el Parlamento ucraniano, lugar al que eintentaban llegar los manifestantes ante un importante despliegue policial).

Además de emplear sus gases lacrimógenos, los agentes de Policía han disparado con sus armas "algunos con balas de goma y otros con balas de acero", según el Kiev Post.