Público
Público

El plan del techo de deuda salva el escollo del Congreso

El acuerdo ha sido aprobado por un total de 269 votos a favor y 161 en contra

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Cámara de Representantes de Estados Unidos ha dado luz verde este lunes a la propuesta consensuada entre republicanos y demócratas para elevar el techo de endeudamiento del Gobierno en unos 2,1 billones de dólares, con lo que el documento salva el que 'a priori' era su mayor obstáculo en el Congreso.

El acuerdo ha sido aprobado por un total de 269 votos y ha sido rechazado por 161 congresistas. El respaldo a la iniciativa se ha dividido en 95 demócratas y 174 republicanos, mientras que los que han optado por el 'no' han sido 95 demócratas y 66 miembros de la bancada republicana.

Estos resultados ponen de manifiesto que finalmente muchos demócratas se han unido a las filas del Tea Party, facción republicana ultraconservadora que opina que se trata de un mal acuerdo para el país. El propio vicepresidente del Gobierno, Joe Biden, ha criticado que integrantes del Tea Party han actuado como 'terroristas' en las reuniones mantenidas al respecto, informa Político.

Pese al acuerdo, la tensión política se mantiene

El presidente de la Cámara de los Representantes, el republicano John Boehner, ha asegurado por su parte que el 98% de sus condiciones han sido introducidas en el acuerdo suscrito por los partidos Demócrata y Republicano. Boehner ha dicho 'entender la razón por la cual hay tantos norteamericanos furiosos por lo que está ocurriendo en Washington' señalando al 'dividido' Gobierno presidido por Barack Obama como el principal responable.

Boehner, en declaraciones a la CBS, aduce que en las últimas semanas se ha vivido un 'debate sano y largo' con 'muchas conversaciones productivas' y muchas otras 'tensas'. El dirigente republicano, 'muy feliz' por el resultado final de las negociaciones, descarta que vaya a dimitir.

A las afueras del Capitolio, la indignación ciudadana se hacía evidente. Unas 20 personas han sido detenidas este martes cuando protestaban frente al Capitolio contra Boehner, según ha confirmado la directora de campaña del grupo Acción Popular Nacional (NPA), Amanda Devecka-Rinear.

El vicepresidente Biden tilda de 'terrorista' la actitud de los republicanos

Los manifestantes han irrumpido en el debate que se celebraba en la Cámara clamando 'Ey Boehner, pillaste la clave, es una cuestión de ingresos' y, acto seguido, fueron apresados por la Policía del Capitolio. Devecka-Rinear lamenta que 'el acuerdo basura' aprobado 'no hace absolutamente nada para aumentar los ingresos', en alusión a la introducción de impuestos a los más ricos y a las empresas con grandes beneficios.

El texto, que también contempla una reducción del déficit de otros 2,1 billones de dólares (1,5 billones de euros) en el periodo comprendido entre 2012 y 2021, pasa ahora al Senado, donde los demócratas son mayoría y confían en sacar adelante el plan sin complicaciones.

La votación en el Senado, sin embargo, no se celebrará hasta mañana a las 12.00 horas (18.00, hora peninsular), tal y como ha anunciado el líder de la mayoría demócrata en la Cámara Alta, Harry Reid. Los senadores seguían este lunes, al igual que hiciesen durante todo el día los miembros de la Cámara de Representantes, tratando de negociar los respaldos para el texto.

Menos de ocho meses después de ser tiroteada en Tucson, Arizona, la congresista demócrata Gabrielle Giffords volvió a la Cámara Baja para ejercer su derecho al voto en una jornada tan trascendente. 

La votación del acuerdo entre partidos se vio interrumpida por una gran ovación y las cámaras se fijaron en la congresista, sonriente y con el pelo aún corto tras las numerosas intervenciones que han permitido salvarle la vida.

La portavoz demócrata, Nancy Pelosi, ha dicho de ella que es la 'personficación del valor', según informa Reuters. Unos minutos después, Giffords ha comentado a través de Twitter: 'El Capitolio está hermoso y me honra estar trabajando esta noche'.