Publicado: 21.04.2015 18:12 |Actualizado: 21.04.2015 18:16

Prisión preventiva para el capitán y un tripulante del barco que naufragó

Podría haber hecho colisionar el barco con un mercante. Se le imputan delitos de naufragio culposo, de homicidio culposo múltiple y de favorecer la inmigración clandestina

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Los dos detenidos trataron de pasar desapercibidos entre los supervivientes. / REUTERS

Los detenidos trataron de pasar desapercibidos entre los supervivientes. / REUTERS

Los fiscales italianos han dictado prisión preventiva contra el capitán y un tripulante del barco naufragado el pasado domingo en aguas próximas a Libia con más de 850 inmigrantes a bordo y que hasta el momento ha dejado al menos 28 fallecidos.

Han sido los supervivientes de la tragedia, la peor hasta la fecha en aguas del Mediterráneo según ACNUR, los que han identificado al capitán del barco, quien trató de mezclarse con los inmigrantes para pasar desapercibido.



Los dos detenidos han sido identificados por un joven de Bangladesh que fue evacuado directamente a Sicilia en helicóptero el mismo domingo, después de que los 27 restantes llegaran al puerto de Catania el lunes por la noche a bordo de un barco de la Marina italiana. Según ha revelado la fiscalía de Catania, se trata de Mohamed Alí Malek, un tunecino de 27 años y presunto capitán del barco, y Mahmud Bikhit, un sirio de 25 años y uno de los marineros del pesquero que partió el sábado desde Trípoli.

Al capitán se le imputan delitos de naufragio culposo, homicidio culposo múltiple y favorecer la inmigración clandestina, mientras que al miembro de la tripulación se le acusa solo de favorecer la inmigración clandestina. Los dos han sido trasladados ya a prisión y está previsto que en las próximas horas un juez ratifique las medidas cautelares en su contra, según informa Il Corriere della Sera.

Entretanto, el fiscal de Catania, Giovanni Salvi, también trabaja para reconstruir lo ocurrido gracias al testimonio de los supervivientes. Este martes se ha añadido un nuevo componente, ya que hasta ahora se atribuía el naufragio al hecho de que todos los inmigrantes se agolparon en uno de los lados del barco ante la llegada de un mercante a su rescate.

Ahora, se ha apuntado también a que el capitán podría haber hecho colisionar el barco con el mercante portugués King Jacob, cuya tripulación ya tenía experiencia previa en el rescate de personas en coordinación con la Guardia Costera italiana. Esta versión coincide con la ofrecida por una portavoz de ACNUR, Carlotta Sami, a la agencia Adnkronos, tras hablar con los supervivientes. "Al intentar esconderse entre los inmigrantes, [el capitán] ha dirigido el barco con poco cuidado. Los dos barcos se han acercado, se han producido olas y la barca ha perdido estabilidad", ha explicado.

Desde la fiscalía también se ha apuntado a la cifra de 850 inmigrantes a bordo en base a los testimonios de los superivientes, un dato que coincide con el ofrecido este martes por ACNUR.
"El escaso número de supervivientes podría depender del hecho de que muchos inmigrantes, entre ellos mujeres y niños, habían sido encerrados en las bodegas", ha añadido. Así las cosas, el fiscal Salvi ha indicado que no se descarta que, en el marco de la investigación, se proceda a la "inspección y eventual recuperación del casco del barco" algo que "se valorará en función de las exigencias de pruebas".