Publicado: 07.10.2015 19:10 |Actualizado: 07.10.2015 19:11

Una protesta antiausteridad en Bruselas acaba con graves disturbios

Al menos 17 personas han sido detenidas y doce han resultado heridas durante los incidentes que la Policía atribuye a grupos anarquistas. La manifestación fue convocada por los sindicatos contra los últimos recortes del gobierno belga.

Publicidad
Media: 3.33
Votos: 3
Comentarios:
Un manifestante rompe un panel publicitario durante los enfrentamientos en Bruselas durante una marcha contra las reformas y recortes del gobierno belga.- REUTERS/Yves Herman

Un manifestante rompe un panel publicitario durante los enfrentamientos en Bruselas durante una marcha contra las reformas y recortes del gobierno belga.- REUTERS/Yves Herman

BRUSELAS.- La Policía belga ha detenido a 17 personas durante una protesta en Bruselas contra las últimas reformas y recortes del Gobierno que ha terminado en graves disturbios. La manifestación, convocada por los sindicatos, ha contado con una afluencia de 80.000, según fuentes policiales, aunque los convocantes la cifran 100.000.

Según las autoridades, los enfrentamientos se han producido con un grupo de unos 200 anarquistas, encapuchados, que han comenzado a tirar piedras contra la Policía. 14 de los arrestos se han producido por vandalismo y otros tres por atentar contra el orden público. Además ha habido doce heridos, entre ellos, cuatro policías.




Bajo el eslogan "Sólo migajas para nosotros", los participantes, llegados de todo el país, protestaron bajo la lluvia contra las políticas laborales y sociales de la coalición que dirige el liberal Charles Michel, que el 11 de octubre cumplirá su primer año de gobierno.

Los sindicatos denuncian el acuerdo político alcanzado hace un año y aseguran, según un comunicado conjunto, que "a los empleados y las personas que reciben beneficios sociales sólo les quedan migajas, después de un año del nuevo gobierno".

En particular, exigen una mejora del poder adquisitivo, un cambio fiscal que imponga una parte de la carga a los que más tienen y programas que permitan estar en activo a las personas de los colectivos más vulnerables.

En los últimos doce meses se han producido más de una decena de protestas contra el Ejecutivo belga, que han tenido distinto seguimiento.