Publicado: 29.10.2015 18:50 |Actualizado: 29.10.2015 18:50

El saudí Raif Badawi, luchador por la libertad de expresión, ganador del premio Sájarov de la Eurocámara

El fundador del foro Red Liberal Saudí se ha impuesto a la candidatura de la oposición venezolana y al asesinado líder de la oposición en Rusia.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Fotos del bloguero Raif Badawi durante una manifestación reivindicando su liberación de la cárcel. REUTERS

Fotos del bloguero Raif Badawi durante una manifestación reivindicando su liberación de la cárcel. REUTERS

EL CAIRO.- El bloguero saudí Raif Badawi, ganador hoy del premio Sájarov a la Libertad de Conciencia que concede cada año el Parlamento Europeo (PE), es un activista cuya lucha por la libertad de expresión en su país le ha llevado a ser condenado a 10 años de cárcel y a recibir 1.000 latigazos.

El bloguero se ha impuesto a la candidatura de la oposición venezolana, organizada en la Mesa de Unidad Democrática, a los presos políticos encarcelados en ese país, y al asesinado líder de la oposición en Rusia Boris Nemtsov.

El eurodiputado y secretario general de la delegación española del PP en el Parlamento Europeo, Luis de Grandes, lamentó hoy que los socialistas y los liberales europeos "hayan rechazado" la candidatura de la oposición venezolana al premio Sájarov a la Libertad de Conciencia.



"Pese a que se ofreció la posibilidad de conceder el premio ex aequo a Badawi y a la oposición venezolana, ya que eran las dos candidaturas con más apoyos, los socialistas y los liberales europeos -donde están inscritos UPyD, Ciudadanos, PNV y CDC- se negaron a aceptar esta opción, que habría sido la más equilibrada y adecuada a las características del premio", afirmó De Grandes.

La lucha por la libertad de expresión

El caso de Badawi ha movilizado a la comunidad internacional, a través de campañas que claman por su liberación, pero que no han logrado, al menos hasta el momento, calar en las autoridades saudíes y el bloguero sigue preso en la cárcel de Briman, en Yeda.

El grupo de los socialdemócratas del PE pidió hoy la liberación del saudí e insistió en que "bloguear no es un crimen".

Nacido enero de 1984, Badawi es el fundador del foro en internet Red Liberal Saudí, que tiene como meta animar al debate político, religioso y social en el ultraconservador reino.

Por su activismo fue arrestado en 2008 acusado de apostasía. En 2012 fue detenido de nuevo y en 2013 sentenciado a siete años de prisión y a un castigo de 600 latigazos.

En septiembre de 2014, fue condenado a diez años de cárcel y a recibir 1.000 latigazos, que debían serle propinados de 50 en 50 y en un plazo de 20 semanas.

Imagen del bloguero saudía Raif Badawi. REUTERS

Los cargos que se le imputan, confirmados en junio pasado por el Tribunal Supremo saudí, son "insultar al Islam" y criticar a la "policía de la moral" saudí en su blog.

La primera sesión de latigazos fue llevada a cabo en enero pasado frente de una multitud en la ciudad saudí de Yeda y su ejecución despertó una ola de solidaridad internacional con su causa.

La segunda tanda fue aplazada por motivos de salud en una primera ocasión y posteriormente quedó pospuesta sin que trascendieran las razones.

Badawi ya ha recibido numerosos galardones: en 2014 fue elegido por Reporteros Sin Fronteras (RSF) como bloguero del año y en 2015 fue candidato al premio Nobel de la Paz.

RSF aseguró en diciembre pasado que Badawi tuvo "el coraje de cuestionar públicamente la evolución de la sociedad saudí y el respeto a las libertades fundamentales, suscitando debates sobre temas políticos, religiosos y sociales".

Amnistía Internacional (AI) lanzó, por su parte, una campaña para frenar esta condena bajo el lema "¡Ni un latigazo más al bloguero Raif Badawi!".

Casado y padre de tres hijos, su familia vive en Canadá, donde obtuvo asilo político en 2013.

Su esposa, Ensaf Haidar, ha creado una fundación con el nombre de su marido que tiene como objetivo defender la libertad de expresión y de prensa en los países árabes.

Desde esta fundación denunciaron hace dos días que disponían de informaciones de que las autoridades saudíes habían dado luz verde a que se reanudaran los latigazos.

Badawi es uno de los muchos activistas perseguidos en Arabia Saudí por expresar sus opiniones a través de Internet y las redes sociales, que están siendo vigiladas por las autoridades saudíes.