Publicado: 26.06.2014 12:59 |Actualizado: 26.06.2014 12:59

Rajoy y Obiang hablan mucho de fútbol y poco de democracia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy, y el presidente de Guinea Ecuatorial, el dictador Teodoro Obiang, se reunieron este jueves en Malabo. De gira por África, donde intenta conseguir el apoyo de los países africanos para la candidatura de España al Consejo de Seguridad de la ONU, Rajoy mantuvo  reuniones por separado con el presidente de Guinea Ecuatorial, con el de Mauritania y a la vez presidente de turno de la Unión Africana, Mohamed Uld Abdel Aziz, y con la presidenta de la Comisión de esta unión, Nkosazana Dlamini Zuma.

Con el dictador Obiang Rajoy habló de fútbol pero no de derechos humanos. Reunidos en el Palacio de Congresos y Exposiciones de Sopopo, localidad cercana a Malabo donde se celebra la cumbre de la Unión Africana, antes del inicio de la cumbre de la Unión Africana a la que el presidente del Gobierno español ha sido el único líder europeo invitado, el dictador africano ha trasladado a Rajoy que ha sido una pena la eliminación de España del Mundial de fútbol. Rajoy se ha interesado por saber si se había clasificado para la siguiente fase la selección de Nigeria, país que, pese a perder ayer con Argentina, sigue en la competición.

En las imágenes se escucha igualmente los augurios de ambos para ganar el Mundial. Mientras Obiang ha apostado por Argentina o Brasil, Rajoy le ha comentado que no se puede descartar a Alemania.

Hubo que esperar a su discurso ante los líderes africanos, entre ellos el de Guinea Ecuatorial,  para que Rajoy pronunciara la palabra "democracia" 

Las fuentes del Gobierno no han precisado nada más sobre la reunión que Rajoy ha mantenido con Obiang, que duró unos veinte minutos y que ha sido la primera en Guinea Ecuatorial entre su presidente y un jefe del Gobierno español en 23 años. Ni siquiera se ha informado de si Rajoy ha hecho alguna petición en favor de la democracia al dictador Obiang y los derechos humanos.

Lo que sí ha hecho Rajoy es trasladar un mensaje a todos los líderes africanos con los que se ha entrevistado: hay que avanzar en la integración del continente por el éxito que suponen experiencias como la de la UE.

En las tres entrevistas, Rajoy elogió el progreso económico de África y les animó a avanzar en el proceso de integración del continente recordándoles los logros que ha supuesto la experiencia de la Unión Europea.

Rajoy recalcó asimismo que España defiende ante las instituciones europeas la necesidad de atender a África y el incremento de las relaciones con este continente. El presidente también se interesó también especialmente por la situación de paz y seguridad en Nigeria, Mali y la República Centroafricana.

Hubo que esperar a su discurso ante los líderes africanos, entre ellos el de Guinea Ecuatorial,  para que Rajoy pronunciara la palabra "democracia". Pidió el presidente español el pleno respeto a los derechos humanos como "puntos cardinales para una etapa de renacimiento de África en la que España desea participar".

El presidente del Gobierno es el único dirigente europeo invitado y ha agradecido ese gesto, en particular al presidente de turno de la Unión y jefe del Estado de Mauritania, Mohamed Uld Abdel Aziz, y, como anfitrión de la cita, a Obiang.