Público
Público

Santiago de Cuba: final de trayecto

Los restos de Fidel Castro han llegado esta mañana al cementerio santiaguero de Santa Ifigenia, tras recorrer más de 1.000 km desde La Habana en la Caravana de la Eternidad.

Publicidad
Media: 4.67
Votos: 6
Comentarios:

La caravana fúnebre ha llegado al recinto después de pasar la noche en la Plaza de la Revolución / MARIAN LEÓN

SANTIAGO DE CUBA.— Fidel Castro ha sido enterrado esta mañana en el cementerio de Santa Ifigenia, en Santiago de Cuba. Ha sido una ceremonia íntima, sin periodistas ni público, como ya anunció su hermano Raúl en el acto final en Santiago. Ni siquiera la televisión pública cubana ha emitido imágenes desde dentro del cementerio.

La caravana fúnebre ha llegado al recinto después de pasar la noche en la Plaza de la Revolución, donde se celebró una vigilia de cientos de personas hasta la salida de las cenizas. Antes incluso de que amaneciera, con el fresco de la madrugada, la gente esperaba ya a que pasara la comitiva fúnebre.

La entrada de la caravana en el cementerio ha sido especialmente recogida, como todos los actos de homenaje. Además en este caso había petición expresa de que así fuera. Voluntarios y autoridades recordaban a los pocos que iniciaban algún tipo de cántico que no era el momento para hacerlo. “Se está celebrando una ceremonia, hay que guardar respeto. Vamos a cooperar todos en eso", pedía una joven con camiseta blanca que formaba parte del doble cordón de seguridad que se formó para impedir el paso de la gente al cementerio. La única excepción a ese silencio se produjo con el lanzamiento de 21 salvas de artillería. En cuanto comenzaron, empezó a cantarse, aunque en voz baja, “La bayamesa”, el himno nacional cubano.

Así concluyen los nueve días de luto y los cuatro de la Caravana de la Eternidad / MARIAN LEÓN

Dentro seguía celebrándose la ceremonia privada de inhumación. Así concluían los nueve días de luto y los cuatro de la Caravana de la Eternidad, que ha recorrido la isla para que los cubanos pudieran despedirse de Fidel. A partir de hoy, sus restos descansarán en el cementerio de Santa Ifigenia, muy cerca de donde están enterrados los líderes independentistas José Martí, Carlos Manuel Céspedes y Mariana Grajales. Castro también está rodeado por compañeros suyos en el asalto al cuartel de Moncada, el desembarco del Granma, el Ejército Rebelde y las misiones internacionalistas. En la urna con sus cenizas, de madera de cedro y envuelta en una bandera cubana, solamente hay una pequeña inscripción, sin fechas ni frases. Dice así: “Fidel Castro Ruz”.