Público
Público

Shell pagará 70 millones a Nigeria por los vertidos en el delta del Níger

El acuerdo entre la petrolera y los demandantes evita que se celebre un juicio, previsto para este año, en el Tribunal de Justicia del Reino Unido

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:

Activistas en Port Harcourt (NIgeria) piden a Shell que page indemnizaciones y limpien los vertidos de petróleo en el Delta del Níger. /ADMISTÍAINTERNACIONAL

Royal Dutch Shell, una de las principales compañías del mercado petrolero mundial, informó hoy de que pagará una indemnización de 55 millones de libras (70 millones de euros, 83,2 millones de dólares) a Nigeria por dos vertidos, en 2008 y 2009, en el delta del Níger.

El acuerdo entre la petrolera y los demandantes evita que se celebre un juicio, previsto para este año, en el Tribunal de Justicia del Reino Unido.

La filial nigeriana de Shell, Shell Development Company of Nigeria (SPDC), pagará un total de 55 millones de libras: 35 millones repartidos entre las 15.600 personas afectadas en la comunidad de Bodo (sur de Nigeria) y 20 millones que se asignarán a un fondo en beneficio de la región.

Cada una de las más de 15.000 personas afectadas en Bodo recibirá una compensación de cerca de 2.200 libras (2.800 euros).

Los vertidos tuvieron lugar en 2008 y 2009 en la región del delta del Níger, en el sur de Nigeria, después de dos fugas en una de las tuberías de la compañía anglo-holandesa.

Shell culpa a la actividad ilegal en el delta del Níger de la mayoría de la contaminación por petróleo

"Siempre quisimos compensar a la comunidad de manera justa y estamos encantados de haber llegado a un acuerdo. Desde el comienzo aceptamos nuestra responsabilidad en los vertidos en Bodo", aseguró Mutiu Sunmonu, director general de la SPDC, en un comunicado.

"Es decepcionante tener que esperar seis años para que Shell se tome este caso en serio y para que se reconozca el verdadero alcance de los vertidos para el medio ambientes y para los que viven en la región", dijo, por su parte, Martyn Day, abogado de Leigh Day, la firma británica que defiende los intereses de Bodo.

Shell culpa a la actividad ilegal en el delta del Níger de la mayoría de la contaminación por petróleo, pero sus afirmaciones han perdido credibilidad debido a las investigaciones realizadas por Amnistía Internacional y el CEHRD.