Público
Público

El Supremo de Birmania rechaza el indulto a Suu Kyi

La Junta afirma, sin embargo, que la liberará este sábado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Tribunal Supremo de Birmania rechazó hoy el recurso de la premio Nobel de la Paz, Aung San Suu Kyi, contra la última condena de arresto domiciliario que la ha confinado en su casa durante los últimos 18 meses. No obstante, aún se espera que la líder opositora sea liberada este sábado, día en que expira su última condena, tal y como prometió la Junta Militar antes de las elecciones legislativas del pasado domingo. Suu Kyi lleva 15 años encerrada.

Además, la Junta hizo públicos nuevos datos oficiales de los comicios del domingo que confirman la victoria aplastante del Partido de la Solidaridad y Desarrollo de la Unión (PSDU), vinculado a los militares. El Gobierno aseguró que los resultados (50% del escrutinio) colocan al PSDU con 187 de los 219 escaños de la Cámara Baja del Parlamento.

La sentencia de Suu Kyi fue prolongada en agosto de 2009 por incumplimiento del arresto domiciliario, después de que un ciudadano consiguiera entrar en su casa para avisar a la líder política de que iba a ser supuestamente asesinada. También se la acusa de haber dejado pernoctar a John

Yettaw en su casa durante dos noches. Desde entonces, Suu Kyi ha luchado por ser declarada inocente de un delito que, asegura, fue cometido por otro. 'Lo único que buscan es silenciarla, porque saben que el pueblo de Birmania confía en ella. Mientras la Junta esté en el poder, siempre tendrán una excusa para encarcelarla', asegura Zoya Phan, de la asociación Burma Campaign.

Suu Kyi ha perdido así la última oportunidad de ser declarada inocente en un recurso que era simbólico, puesto que su periodo de detención está a punto de terminar. La oposición esperaba este resultado, ya que el pasado mes de febrero le fue denegado el mismo recurso por un tribunal inferior, y se muestra ahora más preocupada por que sea liberada el próximo sábado. 'Ni siquiera sabemos si será liberada, ahora esa es la principal cuestión', dice Phan. No obstante, la obtención por parte de uno de los hijos de Suu Kyi del visado para Birmania hace pensar que ambos podrán reencontrarse después de diez años sin verse.

Myanmar, nombre oficial del país desde 1989, celebró el pasado domingo las primeras elecciones legislativas en 20 años, cita electoral a la que no acudió Suu Kyi, relegada de los comicios por las leyes electorales, ni su partido, la Liga Nacional por la Democracia (LND), que prefirió boicotearlos. La Junta, que gobierna Birmania desde el golpe de Estado de 1962, apartaba así de la carrera electoral a su principal rival, quien ya ganó las elecciones de 1990, aunque su victoria nunca fue reconocida por los militares. Este triunfo puso a Suu Kyi en el punto de mira del Gobierno y le ha costado el arresto domiciliario durante 15 de los últimos 21 años.

Aún después de las elecciones, Suu Kyi, quien ha asegurado que volverá a la militancia política en cuanto esté libre, no será una pieza cómoda para los militares. Esto hace temer a sus partidarios que vuelva a ser encarcelada en cuanto se alivie la presión internacional que actualmente pesa sobre el país asiático.

'Tanto las elecciones como la liberación de Suu Kyi son una estrategia para tener una publicidad positiva ante la comunidad internacional. Pero veremos cuánto tardan en volver a arrestarla', asegura Zoya Phan. 'Probablemente tendremos que esperar poco'.

DISPLAY CONNECTORS, SL.