Público
Público

El terrorismo de extrema derecha en EEUU provoca más de 250 víctimas en diez años

El informe "Una lucha oscura y constante: 25 años de terrorismo de extrema derecha" de la Liga Antidefamación recoge 150 incidentes protagonizados por supremacistas blancos y movimientos antigobierno desde 1993

Publicidad
Media: 3.35
Votos: 17
Comentarios:

Miles de personas en duelo rezan fuera de la Iglesia Emanuel AME en Charleston el 30 de junio de 2015. Portando flores rojas y blancas, acudieron a la vigilia por el asesinato de nueve afroamericanos a manso de un supremacista blanco. AFP PHOTO/BRENDAN SMIALOWSKI BRENDAN SMIALOWSKI / AFP

Los grupos de extrema derecha representan la mayor amenaza terrorista en Estados Unidos en los últimos años. La Liga Anti-difamación (Anti-Defamation League o ADL, por sus siglas en inglés) ha contabilizado, entre 2007 y 2016, 275 víctimas mortales de ataques terroristas perpetrados por la extrema derecha en Estados Unidos, lo que supone el setenta y cuatro por ciento de todas las víctimas del terrorismo en el país entre esas fechas, según recoge el diario The Washington Post,.

La organización, que se dedica a combatir el antisemitismo y la discriminación, ha publicado recientemente el informe "Una lucha oscura y constante: 25 años de terrorismo de extrema derecha", en el que documenta todos los actos terroristas llevados a cabo  por bandas de esta ideología desde 1993, así como los intentos de atentado que fueron descubiertos por la policía antes de ser llevados a cabo. En total, 800 personas fueron heridas o asesinadas en los casos que se recogen. 

El informe aclara que la mayor parte de los incidentes fueron protagonizados por supremacistas blancos y movimientos antigobierno. En 66 casos las víctimas de los ataques fueron funcionarios gubernamentales o miembros de las fuerzas de seguridad, seguidos por personas de raza distinta a la blanca (en 38 casos) y de religión musulmana o judía (en 32). Inmigrantes o individuos percibidos como inmigrantes, clínicas de aborto y colectivos LGBTQ también fueron objetivos frecuentes de la violencia.

Las cifras de atentados de extrema derecha, que había experimentado un fuerte descenso entre 2002 y 2008, aumentaron drásticamente en 2009, coincidiendo con la elección de Barack Obama como Presidente.

El más grave de ellos, calificado por AFP como "el peor ataque terrorista en suelo americano",  ocurrió en la ciudad de Oklahoma en 1995. Timothy McVeigh, militante del movimiento antigobierno, explotó un camión bomba frente a un edificio del Gobierno Federal, llevándose por delante las vidas de 168 personas.

La parte norte del edificio federal Albert P. Murrah en la ciudad de Oklahoma muestra los destrozos causados el 19 de abril de 1995 por un camión bomba. El peor ataque terrorista en suelo americano de la historia, fue perpetrado por Timothy McVeigh, militante del movimiento antigobierno, de extrema derecha . AFP PHOTO BOB DAEMMRICH

"Una cosa está clara: si Estados Unidos no empieza a tratar el terrorismo de extrema derecha como una amenaza real y reacciona adecuadamente, no tendremos posibilidades de disminuir el peligro que representa la violencia de extrema derecha y a los 150 incidentes descritos en este informe se sumarán muchos más", alerta la asociación.

A sólo dos meses del cierre del informe, la violencia de extrema derecha ya se ha cobrado tres nuevas víctimas en la última semana. Ricky John Best y Taliesin Myrddin Namkai Meche fueron apuñalados este domingo en un cercanías de Portland al defender a dos jóvenes de los insultos anti-musulmanes de un pasajero. Siete días antes, Richard W. Collins III, un joven teniente afroamericano, recibió tres puñaladas en el campus de la Universidad  de Maryland. Ambos agresores habían expresado ideologías xenófobas en las redes sociales y apoyo a grupos de extrema derecha como el Partido Nazi americano o el grupo de Facbook Alt Reich.

La Liga Anti-difamación es una organización sin ánimo de lucro que defiende los derechos civiles y la inclusión de colectivos minoritarios y lleva analizando la violencia extremista desde su fundación en 1913. El organismo define terrorismo como "un acto premeditado de violencia significativa perpetrado por uno o varios actores no estatales para favorecer una causa ideológica, social o religiosa o para dañar a los enemigos percibidos de estas causas".

Sujeto a esta definición, el estudio no incluye el balance de la violencia policial, que acabó con las vidas de 169 individuos desarmados en 2016 y 234 en 2015, según informa The Guardian. La publicación, que ha creado una base de datos para llevar la cuenta de las víctimas mortales de brutalidad policial en Estados Unidos, señala que, en 2016, los hombres de raza negra tenían una probabilidad nueve veces más alta que el resto de ciudadanos americanos de ser asesinados por un policía. 

El informe subraya que "el terrorismo de derechas ha sido una constante en el panorama de la violencia estadounidense, pero ha recabado mucha menos atención que otras formas de terrorismo, en particular el terrorismo islámico". Como posible motivo, el estudio señala que la mayoría de estos ataques se producen en áreas "alejadas de los principales centros mediáticos", aunque recalca que, "sea cual sea la razón, la consecuencia de la falta de cobertura ha sido una falta de conciencia por parte de los actores políticos y la opinión pública de la amenaza que representa la violencia de extrema derecha".